Skip to content

Era “sacerdote” satánico, pero gracias al Rosario se convirtió y fundó el santuario mariano al que irá el Papa. Así también, es conocido como el Apóstol del Rosario. Sus últimas palabras fueron: “mi único deseo es ver a María, que me salvó, salvando a otros de las garras de Satanás”

31 de agosto de 2015

ROMA, 05 Mar. 15 / 10:03 pm (ACI/EWTN Noticias).- La próxima visita del Papa Francisco a Nápoles (Italia) recuerda la historia de un beato que estuvo muy involucrado en el satanismo, llegando incluso a declararse “sacerdote” de esta práctica. Se convirtió gracias al rosario y fundó el Santuario de Nuestra Señora de Pompeya.

El Beato Bartolo Longo nació en una familia católica pero se alejó de la fe aproximadamente en la década de 1860: un tiempo en el que la Iglesia Católica era atacada en la esfera política y que afrontaba las amenazas de la creciente popularidad del ocultismo.

Longo se hizo satanista e incluso llegó a afirmar que era un sacerdote satánico.

Tras varios años de luchar contra la depresión e incluso con algunos intentos de suicidio encima, un profesor universitario lo alentó a abandonar el satanismo y le presentó a su confesor, el P. Alberto Radente quien lo animó a rezar el rosario. Esa oración lo devolvió a la fe católica.

Bartolo Longo se convirtió en un gran devoto de Nuestra Señora del Rosario, especialmente por una imagen que recibió de manos del P. Radente en 1875. Se hizo terciario dominico y se convirtió en un gran promotor del rosario.

La imagen que recibió Longo muestra a la Virgen sentada en un trono sosteniendo al niño Jesús y con un rosario en la mano, con Santo Domingo y Santa Catalina de Siena a sus pies.

En poco tiempo la imagen, que preside el Santuario actualmente, hizo que Dios obrara una gran cantidad de milagros.

El primer milagro fue la curación de una niña de doce años, Clorinda Lucarelli, que sufría de epilepsia, que había sido diagnosticada con un mal calificado de “incurable” por los médicos de la época.

En declaraciones a ACI Prensa, el Arzobispo de Pompeya, Mons. Tomasso Caputo, dijo que el Beato Bartolo Longo “hizo un enorme trabajo de promover la devoción a la Virgen, invitando a la gente a rezarle para que difunda su misericordia”.

“Y así fue. Este es un testimonio de los muchos ofrecimientos de los fieles donantes de todo el mundo en señal de su gratitud por la misericordia recibida”, añade.

Longo murió en Pompeya en 1926 y fue beatificado por el Papa San Juan Pablo II el 26 de octubre de 1980. Es conocido como el Apóstol del Rosario.

Sus últimas palabras fueron: “mi único deseo es ver a María, que me salvó, salvando a otros de las garras de Satanás”.

__________________________________________
Queremos seguir SALVANDO ALMAS ! Apoyanos haciendo tu Donativo! (Clic)  
Si desea hacer su DONATIVO a través de Consignación (Davivienda – Colombia) o vía Transferencia Bancaria o por Envio Internacional (Western Union –  Moneygram), por favor contáctenos al correo uncioncatolica.donaciones@gmail.com 
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: