Skip to content

Mensajes de María en el Amor Santo “…Hoy he venido para hablarles sobre las inversiones. Las inversiones financieras tienen como fin una ganancia mundana. Es el tipo de inversión que puede llevarlos a mucha avaricia y error espiritual. Las inversiones financieras encadenan el corazón al mundo. El tipo de inversión al que Yo los llamo es una inversión espiritual en su propia salvación. Este tipo de inversión es eterna.” “Si invierten nada más en lo que es pasajero, realmente no están preparados para el futuro, pues su futuro está en la eternidad. El día de hoy, queridos hijos, invito a todos a que examinen sus corazones y reconozcan qué es lo más importante para ustedes. ¿Es el dinero, el placer, el poder, la reputación o alguna otra pasión desordenada? He venido para decirles que lo más importante debería ser su fe anclada en el Amor Santo. Todas esas otras cosas son pasajeras, pero su fe basada en el Amor Santo los llevará a la vida eterna…”

24 de noviembre de 2014

 

22 de Noviembre del 2014
Mensaje Público

La Santísima Virgen dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Hoy he venido para hablarles sobre las inversiones.  Las inversiones financieras tienen como fin una ganancia mundana.  Es el tipo de inversión que puede llevarlos a mucha avaricia y error espiritual.  Las inversiones financieras encadenan el corazón al mundo.  El tipo de inversión al que Yo los llamo es una inversión espiritual en su propia salvación.  Este tipo de inversión es eterna.”

“Si invierten nada más en lo que es pasajero, realmente no están preparados para el futuro, pues su futuro está en la eternidad.  Este futuro del que hablo es accesible solamente por medio del amor a Dios y al prójimo, lo cual es el Amor Santo.  Así que vean, para prepararse para su futuro en la eternidad, deben invertir ahora en el Amor Santo de pensamiento, palabra y obra.”

Lean Tito 2:11-14
Porque la gracia de Dios, que es fuente de salvación para todos los hombres, se ha manifestado.  Ella nos enseña a rechazar la impiedad y las concupiscencias del mundo, para vivir en la vida presente con sobriedad, justicia y piedad, mientras aguardamos la feliz esperanza y la Manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador, Cristo Jesús.   Él se entregó por nosotros, a fin de librarnos de toda iniquidad, purificarnos y crear para sí un Pueblo elegido y lleno en la práctica del bien. 

(Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va y solicitada por la Santísima Virgen.)

23 de Noviembre del 2014
Mensaje Público

La Santísima Virgen llega como María, Protectora de la Fe.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”

“El día de hoy, queridos hijos, invito a todos a que examinen sus corazones y reconozcan qué es lo más importante para ustedes.  ¿Es el dinero, el placer, el poder, la reputación o alguna otra pasión desordenada?  He venido para decirles que lo más importante debería ser su fe anclada en el Amor Santo.  Todas esas otras cosas son pasajeras, pero su fe basada en el Amor Santo los llevará a la vida eterna.”

“Entonces, deben considerar su fe como una preciosa joya de valor eterno.  Una joya así requiere protección al igual que cualquier tesoro terrenal.  No pueden poner la joya de su fe en una caja de seguridad o en algún lugar seguro en el mundo.  Tienen que poner su fe en el refugio seguro de Mi Inmaculado Corazón, el Refugio del Amor Santo.  Con un cuidado amoroso de madre, Yo deseo salvaguardar el tesoro de su fe contra los ataques y tentaciones de Satanás.  Estando su fe segura en Mi Corazón, estará a salvo de cualquier merodeador siempre y cuando presten atención a Mis advertencias.”

“Una gran parte del sello de discernimiento descubre las acciones secretas del enemigo y revela sus planes ocultos.  Si juntos podemos desarmar este espíritu mentiroso que engaña al corazón ingenuo, seremos victoriosos al proteger la fe en sus corazones.”

“Estén alertas e invóquenme como María, Protectora de la Fe.  Las transigencias de Satanás serán reveladas y él huirá.”

Lean Colosenses 2:8-10
No se dejen esclavizar por nadie con la vacuidad de una engañosa filosofía, inspirada en tradiciones puramente humanas y en los elementos del mundo, y no en Cristo.  Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad, y ustedes participan de esa plenitud de Cristo, que es la Cabeza de todo Principado y de toda Potestad. 

(Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va y solicitada por la Santísima Virgen.)

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: