Skip to content

¿ COMO EVITAR LOS GRANDES CASTIGOS ANUNCIADOS POR DIOS A LA HUMANIDAD ? Las enseñanzas sobre los 10 Mandamientos dictadas por Jesús a Nancy Fowler vidente de Nuestra Madre Amorosa, en Georgia – EEUU. En 1990 y 1991, Jesús le ha brindado a Nancy muchas enseñanzas sobre los Mandamientos, y pidió que se publicaran cuando El hubiera completado la serie. Esta publicación contiene las principales enseñanzas que Nancy recibió sobre los Diez Mandamientos

20 de junio de 2014

La historia de las apariciones de la Madre Amorosa a Nancy Fowler se puede leer en NUESTRA MADRE AMOROSA DE CONYERS, ESTADO UNIDOS ( 13 DE OCTUBRE)

EL PRINCIPAL MANDAMIENTO

Y uno de ellos, un doctor de la ley, le preguntó, tentándolo: Maestro, ¿cuál es el principal mandamiento de la ley? Jesús le dijo: Tú amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el principal y primer mandamiento. Y el segundo es: Tú amarás al prójimo como a tí mismo. Dependen de estos dos mandamientos toda la ley y los profetas.

24 de enero de 1991

Jesús le dijo a Nancy: “Escribe estas palabras y ponlas con Mis Diez Mandamientos: Aquél que obedece los mandamientos dados por Mí es el hombre que Me ama; y Mi Padre amará a aquél que Me ame. Yo también le amaré y Me revelaré ante él”. [ver Juan 14:21]

26 de enero de 1991

Jesús dijo: “Amáos los unos a los otros como Yo os he amado. Esta es la orden que os doy, que se amen los unos a los otros”. [ver Juan 15:12]

EL PRIMER MANDAMIENTO

Exodo 20:2-6

Yo soy el Señor tu Dios, quien te sacó de la tierra de Egipto, del cautiverio. No tendrás dioses extraños ante mí.
No deberás adorar a ningún ídolo, ni ser la imagen de nada que esté arriba en el Cielo, o abajo en la Tierra, ni a nada que esté en las aguas debajo de la Tierra. No les adorarás, ni les servirás: Yo soy el Señor tu Dios, poderoso, celoso, testigo de la injusticia de los padres para con sus hijos, hasta la tercera y cuarta generación de aquéllos que me odian; y piadoso hacia miles de ellos que me aman, y cumplen mis mandamientos.

28 de diciembre 28 de 1990

“Tu cuerpo es un templo del Espíritu Santo. ¿No quieres cuidar el templo? Míralo de esta manera. La codicia acompaña al orgullo. Puedes codiciar la comida, la glotonería, codiciar el dinero, codiciar el sexo, codiciar el poder. La comida no es pecado; el sexo no es pecado; el poder no es pecado; la codicia sí lo es … lo que hagas con ella voluntariamente y a sabiendas”.

“Parece que El estuviera sufriendo”, dijo Nancy.

Jesús dijo, “Poned cualquier cosa o a cualquier persona antes que a Mí, y estaráis violando Mi primer mandamiento.
“Coméis en demasía. Os gusta hacerlo. Queréis mucho poder. Os gusta. Queréis demasiado sexo. Os gusta. Oh qué engañado puede estar el hombre por Satanás. Oh qué engañado puede estar el hombre por Satanás. Oh qué engañado puede estar el hombre por Satanás.

“Los hombres creen que son amos de sí mismos, pero Satanás es su amo”.
“Ama a tu Dios con todo tu corazón, mente, alma y fuerza. No ames a nadie ni a nada más que a Mí. Si lo haces, te convertirás en un esclavo. Sólo Yo soy el Maestro que te puede liberar. Ámame y nunca serás un esclavo. Ama a Satanás y estarás en cautiverio.

“Sólo Yo soy tu Señor, tu Dios. No pongas a nadie, a nada antes que a Mí. Yo soy Amor; Yo soy Vida. Vive en Mí, y te daré Mi Vida. Vive en Satanás, y tendrás la muerte. El es oscuridad. El camina en la oscuridad, y si prefieres caminar con él, entonces prefieres caminar en la oscuridad. ¿No es mejor ver y tener luz? ¿No te sientes mejor cuando puedes ver tu camino?”

29 de diciembre de 1990

“Sobrevendrá mayor sufrimiento para la Humanidad. La Santísima Trinidad de Dios está profundamente ofendida por los pecados de la Humanidad y el rechazo universal de Dios. Yo me hago eco de las palabras de Mi mensajero, el Arcángel Gabriel, quien os dijo: ‘El tiempo se acerca’”.

“Yo soy Jesús. Yo soy uno con el Padre. Yo soy la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. Yo soy quien os habla”.
“El resplandece en una luz inmensa. La luz es como una luz que parpadea”.

Nancy agregó que, cuando crece la intensidad de la luz, estás mucho más conciente de que estás ante Su presencia, y prestas especial atención a lo que El está diciendo.
“El hombre sabrá que Yo soy Dios. Yo soy un Dios celoso. No adores a otros dioses más que a Mí sólo. Mi gente se ha alejado de Mis mandamientos. Aléjate de Mis mandamientos, y te estarás alejando de Mí. Tú rechazas Mis mandamientos. Tú rechazas Mi amor, entonces deberás descarriarte y sufrir.
“Mis preciosos hijos. Mis preciosos hijos. ¿Porqué Me han hecho esto? Sepan que vendrán días difíciles. Quédense a mi lado y recen, recen, recen”.

Más tarde, Jesús le dijo a Nancy con agotamiento e inmenso dolor,
“El hombre tiene demasiados dioses, y sólo deberían tener uno. Quiero que Mis hijos Me den su corazón en la cruz. Mi corazón está en la cruz. Estoy unido a la cruz. Quiero que Mis hijos se unan a la cruz con amor…”

__________________________________________________________

¿ TE ENCUENTRAS CON GRANDES LUCHAS INTERIORES Y ESPIRITUALES ? ¿ DESEARÍAS ALCANZAR LA SANACIÓN Y LIBERACIÓN A TRAVÉS DE LA CONSAGRACIÓN TOTAL AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA ? ASISTE ENTONCES AL PRÓXIMO RETIRO DEL PODER SANADOR DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA A REALIZARSE EN COLOMBIA ! DESCUBRE AQUÍ LOS (7) PASOS O EFECTOS DEL PODER LIBERADOR DE DIOS, QUE SE ESTARÁN DESARROLLANDO DENTRO DE ESTE PRÓXIMO RETIRO Y REVELADOS POR EL ESPÍRITU SANTO A SAN LUIS MARÍA GRIGNON DE MONTFORT EN EL TRATADO DE LA VERDADERA DEVOCIÓN O PREPARACIÓN PARA EL REINADO DE JESUCRISTO !
Clic en la Imagen (Ver toda la Información) 
__________________________________________________________

 

17 de enero de 1991

“Tengo un mensaje para toda la humanidad. Dejen de querer ser más grandes que Yo. Dejen de adorar dioses falsos. Dejen de asesinar. Dejen de mentir. Dejen de golpearme. Dejen de arrancar la carne de Mis huesos. Dejen de ignorarme. Dejen su forma de ser autosuficiente y egoísta. Comiencen de nuevo. Con corazones sinceros, arrepentidos, vueltos hacia Mí. Yo les digo, amen, amen, amen, en cualquier momento, en cualquier lugar. Denme su corazón de amor. Mi gente necesita Mis mandamientos de amor”.

19 de enero de 1991

“Mi preciosa hija, Yo soy Jesús, Hijo de Dios Vivo. Me complace que me estés empezando a conocer, así le puedes contar a otros sobre Mí. Mis mandamientos de amor son maneras de ayudar a Mis hijos a crecer en amor Conmigo, en Mí y a través de Mí. Mis mandamientos de amor son maneras de ayudarles a vivir una vida ordenada y significativa. La vida tiene sentido cuando has encontrado tu camino hacia Mí. Yo no les proporciono una razón de ser. Yo soy el Camino, la Verdad, la Vida. Si Yo soy el Camino, ¿no tendría sentido que les dé señales a lo largo del camino para ayudarles a llegar a Mí?

“¿No tienes reglas de tráfico? ¿No enseñas a tus hijos a que miren hacia los dos lados antes de cruzar la calle? Bueno, Yo trato de ayudarles al darles las reglas más importantes de la vida, Mis mandamientos de amor. ¿Es que acaso no son reglas, pautas y guías que les dicen cómo amar? ¿No crees que el primer mandamiento es el que tiene más sentido? Ven a Mí primero; no pongas a nadie delante de Mí. Amame primero. Si cumples con el primer mandamiento, solemnemente te digo que harás el resto porque querrás hacerlo. Te darás cuenta y comprenderás que Yo soy amor, amor perfecto y la fuente de todo el amor.

“Nancy, a veces Mis hijos no llegan a cumplir el primer mandamiento y necesitarán más ayuda de Mis otros mandamientos para encontrar su camino hacia Mí. Mis hijos no hacen lo que Yo quiero que hagan. Deja la palabra “hacen” ahí. Tal vez pueda atraer su atención de esta manera.
“Nuevamente, yo digo que si Me conocen, realmente me conocen, Me amarán y desearán con todo su corazón y fuerza obedecerme, servirme.

“¿Acaso un niño que no tiene reglas de amor en el seno de su familia no será muy desdichado, no se sentirá muy solitario, muy perdido y sufrirá mucho más?
“Dile a Mi gente – cumplan Mis mandamientos y sufrirán menos y serán más felices, nunca se sentirán perdidos ni solos. Enséñale a Mis hijos, Nancy. Mira el amor que te muestro. Mira Mi rostro.”

Más tarde Jesús volvió a aparecer y dijo,
“Nancy, me concentré en la primera parte del mandamiento. Yo soy el Señor tu Dios y no deberás tener dioses extraños antes que Yo, porque en América hay demasiados dioses antes que Yo. Si no tienes a ningún otro dios antes que Yo, y Me amas con toda tu mente, corazón y fuerza, y se aman los unos a los otros como Yo los amo, no tendrás ninguna otra necesidad de ningún otro Mandamiento”.

Nancy preguntó sobre la palabra alma.
“¿Dejaste de lado la palabra alma?”
“Puedes agregar alma. Amame a Mí y a los demás de todas las maneras, completamente, plenamente. No tienes ninguna otra necesidad de tener guías, porque ya conoces el camino. Mis hijos en América necesitan la primera parte de este mandamiento, luego les podré hablar del resto. ¿No tienes que reconocer primero que hay un Dios, y que ese Dios soy Yo? Hay demasiados dioses falsos, Mi preciosa hija”.

EL SEGUNDO MANDAMIENTO

Exodo 20:7

No tomarás el nombre del Señor vuestro Dios en vano; porque el Señor no liberará de culpas a aquél que tome el nombre del Señor vuestro Dios en vano.

28 de octubre de 1991

Mientras Nancy estaba en la iglesia, Jesús dijo,
“Mira a ese hombre, El está limpiando Mi Casa. Cuéntale a la gente sobre Mi Segundo Mandamiento. Limpien sus bocas. Hablen como hombres y mujeres santos. Imítenme. Hablen con amor. Hablen con respeto. Hónrenme.

“Yo soy el Amo. Tú eres el esclavo. Hónrame. Respétame. Amame. No tomes Mi Nombre en vano. No pongas tu nombre, tu reputación antes que los Míos. Yo soy más grande. Yo soy el que da. Tú eres quien recibe Mi amor, piedad y bondad.
“Entonces, ¿por qué Me deshonran? ¿Deshonran Mi santo nombre? Mi nombre es Jesús. Mi nombre es soberano. Mi nombre es santo. Mi nombre es más importante que todos los nombres. ¿Por qué pisotean Mi nombre? ¿Por qué maldicen Mi nombre?”

Nancy recibió una inspiración para recoger y abrir un libro de Gloria y Alabanzas que estaba sobre el banco de la iglesia. Jesús le dijo que escribiera esta oración de Pablo que estaba en esa página: “Esto es por lo que oro de la mano de mi Padre. Cada familia toma de El su vida y su nombre”.
Jesús dijo entonces,
“Tu vida y tu nombre vienen de Mí. Yo soy superior. Hónrame a Mí primero. Honra Mi Nombre”.

EL TERCER MANDAMIENTO

Exodo 20:8-11

Recordad que el día de descanso deberá ser sagrado. Deberáis trabajar seis días, y deberáis hacer todo vuestro trabajo. Pero el séptimo día es el día de descanso del Señor vuestro Dios; no deberáis trabajar ese día, ni vosotros ni vuestro hijo, ni vuestro sirviente, ni vuestra bestia, ni el extraño que esté dentro de vuestra casa. Porque en seis días el Señor hizo el cielo y la tierra, y el mar, y los objetos que hay en ellos, y descansó el séptimo día, y lo santificó.

9 de febrero de 1991

“Todos Mis hijos deberán descansar en el séptimo día. Quiero que descansen de todos los problemas mundanos, y se tomen tiempo para reflexionar sobre Mi bondad y Mi amor. Si hacen esto, apreciarán todos Mis regalos, y verán y sabrán que todo es un regalo Mío. Así, todo en su vida tendrá más riqueza, porque lo verán con los ojos del amor. Entonces todo tendrá nuevamente el equilibrio adecuado. Tendrán tiempo para su familia. Tendrán tiempo para descansar físicamente. Tendrán tiempo aparte para el crecimiento espiritual. Tendrán tiempo para descansar emocionalmente.

“Todo necesita estar en equilibrio para poder trabajar adecuadamente. Si una rueda de una máquina está rota, esto afectará a la máquina entera. Por medio de Mi ayuda para mantenerse en equilibrio, les estoy ayudando a volver hacia Mí. Su viaje por la vida es un viaje de vuelta hacia Dios, de vuelta hacia Mí.
“Si tienen muchos neumáticos desinflados, será mucho más difícil para ustedes su viaje de vuelta hacia Mí. Si mantienen el automóvil bien y balanceado, su viaje será más placentero y fácil.

“Cada uno de los mandamientos es una ayuda, es un paso, para ayudarles a amarme a Mí y a los demás. No tomen Mis mandamientos pensando que no deben hacer esto o lo otro, sino que deben amar más. Todos los mandamientos son una ayuda para ayudarles a crecer en el amor.
“Como crecen las plantas y los árboles, como crece un niño, así todos los seres humanos están destinados a crecer en el amor.
“Mírenlo de esta manera. A cada ser humano se le da una pequeñísima semillita de Mi Amor perfecto. Y esa semilla está destinada a crecer en la plenitud de Mi Amor”.

10 de febrero de 1991

“Ustedes no pueden cumplir con el día de descanso sagrado, a menos que se analicen y se mejoren a sí mismos, y que corrijan los pecados cometidos en los pasados seis días”.

Nancy pensó, “Sí, si…”
Jesús leyó sus pensamientos y dijo, “Sin condiciones, Nancy. Tómate tu tiempo para reflexionar sobre Mi bondad y Mi amor”.

EL CUARTO MANDAMIENTO

Exodo 20:12

Honrad a vuestro padre y a vuestra madre, y tendráis una vida más larga en la tierra que os dará el Señor vuestro Dios.

22 de febrero de 1991

“Mi hija adorada, déjame enseñarte sobre el Cuarto Mandamiento de Dios. Honra a tu Padre y a tu Madre. Tu Padre es Dios. Hónralo primero a El. Tu madre es Mi Madre, la santa Madre de Dios; yo te la cedo como tu Santa Madre. Nunca tendrás un padre superior a Dios, ni una madre superior a la Madre de Dios.

“Los padres terrenales están destinados a imitarnos, para ser nuestras manos, nuestros pies, nuestro corazón. No debes juzgar los defectos de tu padre y tu madre. Y los padres no deben juzgar los defectos de sus hijos. Ambos están destinados a amar como nosotros los amamos. Crezcan con más amor a Dios y a los demás.
“Padres, tomen las manos de sus hijos; hijos, tomen las manos de sus padres, y caminen juntos en armonía y con amor en su viaje de vuelta hacia Mí. Ayúdense los unos a los otros a crecer. Ambos son maestros. Aprendan de Mí y aprendan de los demás. Yo les digo, imítennos.

“Si sus padres los hieren, o si a ustedes, padres, los hieren sus hijos, respondan como Yo lo hago cuando ustedes Me hieren… CON AMOR. Nunca dejen de amar. Mi amor por ustedes es incondicional. Nuevamente les digo, imítennos, hijos queridos. Mis hijos son todos, no nacidos, nacidos, jóvenes, viejos, lisiados, sanos, pobres, ricos, orgullosos, humildes.

“Ninguno deja de ser Mi hijo, aunque Me niegue. Yo soy el Creador y ustedes son los hijos que Yo creé. Yo los llamo, a todos ustedes, hacia Mí. Nunca los abandonaré. Por favor no Me abandonen a Mí. Si abandonan este mandamiento, Me están abandonando a Mí. Lo que le hagan al menor de Mis hermanos, Me lo están haciendo a Mí.
“Yo les digo: imítennos. Sean santos, como Yo lo soy. Sean amor, como Yo lo soy. Así como viven y crecen en sus familias de la tierra, vivan y crezcan en Mí, Yo soy Jesús, Hijo de Dios Vivo”.

EL QUINTO MANDAMIENTO

Exodo 20:13

No matarás.

6 de marzo de 1991

“Cada vez que no amen o vivan en paz, o deseen perjudicar a otros en pensamiento, palabra u obra, estarán violando este mandamiento.
“Escriban estas palabras: Vivan en paz y en unión con su prójimo, respeten sus derechos, busquen su bienestar espiritual y físico, y cuiden adecuadamente de su propia vida y salud. Este mandamiento prohíbe el asesinato intencional, las peleas, el rencor, el odio, la venganza, el escándalo y el mal ejemplo”.

Entonces a Nancy le vino la inspiración de leer Mateo 18:6, donde Jesús dice, “Pero sería mejor para aquél que escandalice a cualquiera de estos pequeños que creen en Mí, que le aten una piedra al cuello, y que lo hundan en el fondo del mar”.

19 de marzo de 1991

“Déjenme ver esta nación, este presidente, apreciar Mi piedad y Mi amor. Denle nuevamente un lugar a Dios en este país. Denle un lugar a Dios en sus escuelas, en su gobierno, en sus líderes, en cada hombre, mujer y niño. Entonces, y sólo entonces, serán una nación grande ante Dios.

“Aborrezco los asesinatos en esta tierra. Han asesinado a los que no habían nacido. Han asesinado la palabra de Dios, quitándola de sus escuelas y de sus corazones. Denme nuevamente el lugar al que pertenezco”.

21 de marzo de 1991

“A menos que los asesinatos cesen, enviaré un castigo para esta Nación”.

EL SEXTO MANDAMIENTO

Exodo 20:14

No cometeráis adulterio.

21 de marzo de 1991

“Vivan en armonía. Respétense los unos a los otros. No deseen o tomen las posesiones de otra persona. ¿Tomarían la casa de otra persona? Si tratan de hacerlo, las leyes impuestas por el hombre no lo permitirían. Se meterían en graves problemas.

“¿No son Mis leyes superiores a las de los hombres? Si toman la esposa u esposo de otro u otra, estarán violando Mi ley. Cuando violan Mi ley, están matando la mejor de las vidas, la vida del alma, y perderán la paz y las bendiciones que les doy. Aléjense de Mí, y se unirán a Satanás. Nadie está en paz cuando está con Satanás. No son libres. Pero son esclavos del pecado. Son herramientas, instrumentos de Satanás.
Caminan en la oscuridad.

“Yo soy Luz. Yo soy Vida. Yo soy Paz. Yo soy el Camino. Yo soy la Verdad. Yo soy Amor.
“Nada ni nadie es superior a Mi vida en su alma. Nunca hagan nada por perderla, por matarla. Si su deseo de sexo se hace excesivo, Me estarán empujando hacia afuera. No pueden servir a dos amos.
“Mantengan sus pensamientos, palabras, y obras puras. Mantengan sus pensamientos, palabras, y obras en Mí. Yo soy Santo. Estén cerca mío. Llámenme cuando necesiten ayuda”.

22 de marzo de 1991

“Sean pacientes, toleren todo por mí.
“Muchas almas están eligiendo voluntariamente vivir en la oscuridad. Ellos piensan que su decisión es sólo por unos años en la tierra, pero es por toda la eternidad. Muchas almas se están hundiendo en los fuegos eternos y son condenadas para siempre. Muchos están allí por el pecado de la carne. Aquéllos que elijan matar a sabiendas, estarán allí con ellos.

“Las palabras, obras y pensamientos impuros repetidos voluntariamente están enviando personas a los fuegos eternos de la oscuridad. Mis hijos están tomando una decisión conciente de romper Mi mandamiento. Repiten este pecado, luego lo razonan y, entonces, ya no le reconocen como un pecado. A estas almas las desterraré de Mi vista. Yo soy un Dios de piedad y amor, y un juez justo. La violación de Mis mandamientos mata la vida del alma.

“Maldita sea esta malvada generación pecadora. Qué rápido cesan sus oraciones de paz en el momento que creen que ya la consiguieron. La ira de Dios Padre está creciendo. Maldigo a Mi gente que marcha junto a los asesinos, a los abortistas. Maldigo a Mis sacerdotes que participan en actos impuros”.
“Ya ustedes han visto suficiente. Ya han escuchado suficiente. Yo he hablado”.

2 de abril de 1991

Jesús reveló su rostro sufrido y dijo,
“El marido de (Nombre omitido) se quemará un largo tiempo en el Purgatorio si sigue adelante con el divorcio. Si no fuera porque tú dices el Rosario de la Divina Misericordia, él estaría en los fuegos eternos de la condenación. Detesto el divorcio. Yo te digo, si estas almas se casan luego de divorciarse y continúan violando Mi mandamiento, purgaré sus almas por largo tiempo en el Purgatorio”. [Este hombre había elegido voluntariamente continuar siendo infiel a su mujer, y estaba tramitando el divorcio de su esposa por otra mujer].

“Dí Mis palabras: un hombre o una mujer que no pueda vivir con la esposa o esposo que ha elegido, y se divorcia, paga las consecuencias ahora o más tarde. El ahora es, manténte célibe. El más tarde es el Purgatorio o los fuegos eternos de la condenación”.

Nancy preguntó, “¿No hay ninguna alma divorciada que vaya directamente al cielo?”
“Muy, muy, muy pocas”, dijo Jesús. “Los que violan Mis mandamientos no irán al cielo. El cielo espera a aquéllos que Me aman y cumplen Mis mandamientos”.

Nancy respondió, “Oh, Señor, por favor ayuda, ayuda a toda la gente que se encuentra en esa situación”.
“No será fácil inculcar Mis mandamientos a Mi gente desobediente, pero estás llamada para hacerlo. Yo te apoyo”.

Nota del teólogo: Aunque uno evite el castigo del infierno por arrepentimiento sincero, igual queda normalmente el castigo temporario debido al pecado. El castigo temporario que quede para el cual no se ha tenido satisfacción en el momento de morir, entonces, esta es la razón para el Purgatorio, lo que es una revelación de la Misericordia de Dios.

17 de abril de 1991

“Hay muchos matrimonios malos. Hay muchos matrimonios que yo no bendigo. Y si no tienen mi bendición, están en problemas”.

Mateo 19:4-6

¿No han leído que el Creador, desde el principio, hizo hombres y mujeres, y dijo, “Por esta causa el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos se convertirán en uno”? Por lo tanto ya no son dos, sino una misma carne. Por consiguiente, lo que Dios ha unido, que ningún hombre lo separe.

22 de noviembre de 1991

Un pequeño grupo de los hijos de Nuestra Madre Amantísima estaba recopilando los mensajes para la publicación de “Los Mandamientos”. El mensaje de Jesús del 2 de abril de 1991 sobre el divorcio, el nuevo matrimonio, el celibato, el Purgatorio y el juicio eterno, despertó inquietud y preguntas, especialmente por las dificultades maritales y divorcios experimentados por miembros del pequeño grupo. El grupo no estaba de acuerdo en cuanto a si el mensaje del 2 de abril de 1991 se refería a una situación específica, o si Jesús hablaba del acto del divorcio en general. El grupo le pidió a Nancy que le pidiera a Jesús que les aclarara este mensaje. En ese momento el grupo comenzó a rezar, y Jesús les respondió rápida y poderosamente con el siguiente mensaje.

“Miren Mis parábolas. ¿No enseñé sobre una situación específica para aplicarla a todo en general? ¿No son Mis parábolas sin tiempo? ¿No enseño para todos los tiempos? ¿No ven que doy reglas que están cambiando con los pecados del hombre? Queridos hijos, Yo soy Jesús, Hijo de Dios Vivo. Mis leyes sobrepasan las de los hombres. Mis leyes son para todos los tiempos, para toda la gente, para todas las naciones. El hombre trata de distorsionar y torcer Mis leyes para adecuarlas a sus pecadoras vidas individuales. Yo no me doblego ante las leyes del hombre. Es el hombre quien se debería doblegar ante Mis leyes. Yo me mantengo en el mismo punto, detesto el divorcio. Yo miraré en los corazones de cada uno de Mis hijos”. [Nancy dijo que la luz alrededor del crucifijo estaba oscilando con gran intensidad].

“Hijos, si dicen que Me aman, entonces no querrán distorsionar Mis leyes, sino que por su amor hacia Mí, cumplirán Mis mandamientos. Hay demasiados divorcios; hay demasiados nuevos matrimonios; hay demasiados pecados. El hombre trata de tomar decisiones sin contar conmigo. Aléjense de Mí y vayan al pecado. Quédense conmigo y tendrán vida.
“Yo les digo, hijos queridos, reconcíliense conmigo y con los demás. Yo he hablado. Yo soy Jesús. Soy el Hijo del Padre Eterno”.

EL SEPTIMO MANDAMIENTO

Exodo 20:15

No robarás.

12 de abril de 1991

“Mi adorada hija, te enseñaré sobre el robo. Comienza a escribir.
“Cada vez que eres deshonesto, estás robando. La deshonestidad lastima tu alma y la de los demás. Entonces eres culpable de robar Mi preciosa vida en el alma. Eres un hurtador, un ladrón. Yo te digo, no hay nada peor que robar la vida del alma.
“Nadie le roba a otro sin robarme a Mí primero. Yo te acusaré ante Mí. Arrepiéntete. Arrepiéntete. Arrepiéntete.

“Ningún hombre escapa del castigo por sus pecados. Le castigaré con el remordimiento de conciencia en esta vida y le reformaré y, después, su alma será purgada. Mi amor por cada alma es inmenso, y yo exijo pureza. Amenme puramente, amen puramente a los demás.

“Padres, cuando no dan amor, le están robando a sus hijos Mi amor. Si toman Mi amor y se lo guardan para sí, son como ladrones que toman pero nunca dan.
“Cuando son egoístas, roban todo para sí mismos. Un ladrón toma y no da. Sólo dando comienzan a entrar en mi Reino. Sólo cuando se entregan completamente, dejan de tomar. Cuando se rinden y dan Mi amor plenamente, entonces ya no pueden tomar, sino que dan.

“Un ladrón toma y es codicioso. Quiere tomar más y más. Si sólo toman y nunca dan, ¿acaso no son ladrones?
“Yo no tengo ningún ladrón en Mi Reino. Mi Reino no es de este mundo. Nancy, todos mis mandamientos son reglas de amor. Falla en el amor, y fallarás en Mi Reino”.

EL OCTAVO MANDAMIENTO

Exodo 20:16

No levantaréis falso testimonio contra vuestro prójimo.

27 de abril de 1991

Jesús le dijo a Nancy cuando se encontraba en la iglesia para la Misa,
“Tú darás testimonio sobre Mí. Tú darás testimonio sobre Mi presencia viviente. Yo soy la verdad. No hay falsedad en Mí. Llamo a todos Mis hijos para que Me imiten. Cada vez que no cumplan en imitarme, no estarán cumpliendo Mi mandamiento de amor. Sean sinceros. Sean humildes como yo. La verdad cura. Las mentiras dañan y lastiman. Yo soy un curador. Los llamo para ser curadores. Aprendan de Mí, sean humildes en el amor y la verdad. En la verdad hay libertad. En las mentiras les espera el cautiverio. Sean libres y vuelen, o sean prisioneros y permanezcan atados”.

Más tarde, la Segunda Lectura durante la Misa fue de 1 Juan 3:18-24,
“Mis pequeños hijos, déjennos amar, no con la palabra, ni con la lengua, sino con los hechos, y con la verdad. Con esto sabemos que somos de la verdad; y ante Sus ojos convenceremos a nuestros corazones. Ya que si nuestros corazones nos regañan, Dios es más grande que nuestro corazón, y todo lo sabe. Queridos hermanos, si nuestros corazones no nos regañan, tendremos confianza en Dios; y lo que sea que pidamos, lo recibiremos de El; porque cumplimos sus mandamientos, y hacemos las cosas que Lo complacen. Y este es Su mandamiento, que debemos creer en el nombre de su Hijo Jesucristo; y amarnos los unos a los otros, según los mandamientos que nos legó. Y aquél que cumpla Sus mandamientos, morará en El, y El en él. Y en esto sabemos que El mora en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado”.

Más tarde Jesús le dijo a Nancy cuando ella rezaba ante el Santísimo Sacramento,
“Si Yo permitiera a todos que Me vieran, aún quedarían aquéllos que Me nieguen. La fe es más poderosa. Muere a tí mismo, luego pide la gracia de la fe, y entonces las señales tendrán sentido.
“Nancy, tú sabes la verdad. Cuando Mis hijos caminan en la oscuridad, no tienen verdad. Yo soy la Verdad. Yo soy la Luz. Tú Me ves. Tú ves Mi luz. Lleva mi presencia viviente a Mis hijos. Lleva a ellos Mi luz. Yo te llamo para dar testimonio de la verdad. No serás derrotada porque Yo no lo seré. Ama, ama, ama, y Yo estaré vivo para tí. Ama, ama, ama, y permite a Mis hijos ver Mi luz. Mis hijos tienen miedo de dar testimonio. Ayúdales, preciosa. Yo soy verdad, y tú dirás la verdad.

“El hombre necesita ser sincero consigo mismo ante Mí y con los demás. Yo soy verdad. Si Me conocen, entonces ustedes son sinceros. Si mienten, ¿cómo pueden decir que Me conocen? Mis amigos y Yo somos uno. Una mentira no se puede mezclar con la verdad. La masa se mezcla con ingredientes similares para hacer algo de sabor agradable. Si mezclas masa con ingredientes amargos, quedará amargo, desagradable”.

EL NOVENO MANDAMIENTO

Exodo 20:17

No codiciarás a la mujer de vuestro prójimo.

16 de mayo de 1991

“Mi adorada hija, déjame enseñarte sobre Mi mandamiento de amor – No codiciarás a la mujer de vuestro prójimo. Para los modernistas, no tomen la mujer o el marido del prójimo; mantengan sus casas internas limpias, libres de pensamientos y deseos pecaminosos. Abrigar pensamientos o deseos impuros significa que están en sus corazones.

“Tengan el deseo de hacer que sus corazones sean como el Mío, puro, santo, humilde, gentil, amoroso, que perdona, que tiene compasión. Para otras virtudes de Mi Corazón, vean la letanía de Mi Sagrado Corazón, la que rezaron ayer por la tarde. (Ver letanía en la página 45)

“¿No está un ama de casa más cómoda, más tranquila cuando su casa está limpia y lista para recibir visitas? ¿No es la visita más placentera para ella y para sus invitados? Si el interior de la casa está sucio, ¿se sentirán los invitados bienvenidos, cómodos y desearán quedarse con ella? Si la casa está limpia y preparada para los invitados, ¿no se darán cuenta los invitados de que ella es una buena ama de casa? ¿No refleja el interior de su casa a ella misma?

“Cuánto más importante es tu vida espiritual interior. Si tu alma está limpia y brillosa, Mi luz resplandecerá para que otros la vean. Tú Me reflejarás por el brillo, el amor de tu corazón. Si los deseos de tu corazón son pecaminosos, no Me reflejarás. Le mostrarás al mundo el reino del mal. ¿No es mejor reflejar bondad que maldad? ¿No estarás más contento pensando en Mí?

“Mantengan sus pensamientos y sus deseos puros y santos, y estarán listos para recibir a su invitado. Una buena ama de casa mantiene su casa lista para sus invitados. ¿Están listos para recibirme, para darme la bienvenida? Yo vendré a una hora que no sepan. Mantengan sus casas limpias y listas para mantener sus corazones en Mí”.

Más tarde, cuando Nancy estaba en su casa, se inspiró con Jeremías 31:33 donde dice,
“Yo pondré Mi ley en sus entrañas, y la escribiré en sus corazones”.

Entonces Jesús dijo, “Puedes agregar eso”.

EL DECIMO MANDAMIENTO

Exodo 20:17

No codiciarás la casa de vuestro prójimo; ni desearás su sirviente, ni su doncella, ni su buey, ni su asno, ni nada de lo que es suyo.

Sin fecha

“Comienza a escribir. La codicia o el ser posesivo significa que deseas tener y p
oseer a cualquier precio. Es mal en tu corazón. Los deseos malos no Me agradan.
“Cuando deseas tener y controlar, hacerte cargo de todo en tu mundo, tu vida, tu felicidad, ¿no estás acaso rechazando los regalos que te doy? Todo es regalo Mío.
“Si clamas ser dueño de todo, ¿no estás entonces proclamando que no es un regalo? ¿No estás colocándote por encima de Mí? Qué seguido oigo a Mis tontos hijos clamar, ‘mi vida es mía. Mi cuerpo es mío. Puedo hacer con ellos lo que yo quiera’.
“Si tomas lo de otros, ¿no estás acaso tomando algo Mío? Yo soy quien da los regalos. ¿Cuándo entenderás que Yo soy Dios?

“Hijos, estén en guardia. Miren lo que permiten entrar en sus corazones. Protejan su corazón, que es la fuente de la vida. Tu corazón está hecho a Mi imagen. No permitas que tu corazón se vuelva irreconocible, distorsionado. Refléjame. Mi camino es perfecto. Mi corazón es perfecto. Yo solo te puedo dar paz. Yo solo puedo darte amor. Yo solo puedo darte felicidad.
“¿Tu vida o la Mía?
“¿Tu voluntad o la Mía?
“¿Tu camino o el Mío?
“¿Tu corazón o el Mío?
“¿Tu vida o la Mía?
“¿Tu tiempo o el Mío?
“¿Tus talentos o los Míos?
“¿Tus regalos o los Míos?
“Recuerda quién soy, y Yo recordaré quién eres tú”.

YO LLAMO Y LLAMO Y LLAMO

31 de diciembre de 1990

“Mi preciosa pequeña hija. Tú consuelas Mi dolido corazón con tus maneras aniñadas. Hoy, cuando sentías mucho dolor, Me dijiste, está bien, Jesús, no sufras. Me preocupo por ti. En tu manera infantil Me entregaste tu persona en esos momentos. Pensabas en Mi dolor y no en el tuyo. Te digo solemnemente que Yo aprecio tus rezos, pequeña. Tienes razón en decir que Mi ira crece. Mis hijos, Mis perdidos, tontos hijos ya nos han ignorado a Mí y a Mi madre lo suficiente. Y a todos los que mando, Mis hijos los ignoran. Detén aquí Mis bendiciones, y recibe antes Mi castigo.

“Mis hijos no han sabido demostrar fe, confianza, y no creen en nuestras visitas aquí. Déjame decir esto nuevamente, Yo no aparezco de esta manera en ninguna otra parte del mundo.
“Ha llegado el momento de Mi justicia. Mis hijos no creen en Mi justicia, y la verán. Yo llamo y llamo y llamo, y Mis hijos no responden. No vienen.
“Yo llamo y llamo y llamo. Ellos cierran sus oídos.
“Estoy otorgando aquí las bendiciones más grandes, aparte de las de Mi Misa. En ningún lugar se dan Mis bendiciones como aquí. ¿Dónde están Mis hijos? ¿Dónde están Mis hijos de la Misa? ¿Dónde están Mis hijos? Yo te digo, están buscando su propio autosuficiente yo. Cuánto he tolerado. Todos Mis mandamientos violados, abandonados. Asesinato. Asesinato. Asesinato.

“El asesinato está en sus corazones. Asesinan a los que no han nacido. Asesinan a los que han nacido. Asesinan a los ancianos. Asesinan a los jóvenes. Asesinan a los buenos. Asesinan a los lisiados. Calumnian Mi nombre, Me desprecian. Me escupen. Alejan Mis palabras. Mi preciosa hija, tú ves Mi cara que sufre. Mírame. Ves Mi amor. Mis hijos, ¿dónde han ido? Ya estás lista para contar Mis palabras y no hay nadie aquí para oírlas”.
Nancy dijo, “El sufrimiento, casi no lo puedo soportar”.
“Yo he enviado importantes señales del cielo. Quiero que sepas que son importantes señales. Nancy, te dije que prefiero que Mis hijos vengan de vuelta hacia Mí en amor”.
“El sufrimiento en tu cara es inmenso. Es tan grande como yo le he visto”, dijo Nancy.

7 de abril de 1991

“Más sufrimiento sobrevendrá sobre Mi gente. Mis hijos rehúsan escuchar y rehúsan obedecer Mis mandamientos, Yo amo a todos y deseo que Mis hijos vuelvan hacia Mí. ¿Qué más puedo hacer para atraer su atención? Con el castigo están forzados a responder”.

2 de junio de 1991

Durante las primeras horas de la mañana, Nancy vio un círculo de luz blanca aparecer en la pared.
Entonces Jesús dijo,
“Yo soy un círculo. Todo gira en torno a Mí. Ningún círculo es más completo que Yo. Yo no tengo principio ni final.
“Los mandamientos no son lineales, sino un círculo completo. Yo estoy hablando. Yo soy Jesús. Yo soy Amor. Tú comienzas tu camino conmigo y lo terminas conmigo.
“Quiero que sepas que todos los regalos vienen de Mí. Si tomas algo (o a alguien) de otro, estás tomando de Mí. Nadie golpea a otro sin estar golpeándome a Mí primero. Nadie le saca algo a otro, sin sacármelo primero a Mí.
“Si deseas el mal, deseas lo que no es Mío. Desea Mi corazón, y recibe la plenitud de Mi Amor eternamente.
“Nancy, hoy da testimonio de Mi Presencia Viva en la Eucaristía. Tú Me oyes. Tú Me conoces. Amame más. Vé y enseña”.

Nota del teólogo: Jesús es la Palabra Eterna de Dios en nuestra carne, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad Encarnada. Por lo tanto, Jesús, como Dios, no tiene principio ni final. Jesús, como hombre, tuvo un principio: concebido en la Virgen María por el Poder del Espíritu Santo.

Los Mensajes de la Virgen María sobre los Mandamientos

6 de marzo de 1991

“Yo soy la Santa Virgen María, la Madre de Dios y tu querida madre.
“Ser sumisa a tu marido y a los demás es morir tú misma, y dejar que Dios viva en ti. Tu vida no es tu vida. Vive tu vida por mi Hijo. Déjalo crecer en ti y ayúdale a crecer en los demás”.

Entonces Nancy tuvo una visión, “hay un alma y yo estoy sosteniendo una vasija con agua. Estoy esparciendo agua en esta semilla de un alma. La semilla estaba en una inmensa luz. Soy cuidadosa de mojarla lentamente al principio. Luego le doy más agua, y crece y crece y se convierte en un hermoso lirio de Pascua”.

“El evangelio de San Juan es sobre la suave, amorosa crianza del alma. Trata a cada alma con tierna, amorosa crianza, y ese alma florecerá en la vida eterna. Nancy, sé paciente, amable, suave y amorosa siempre, y ayuda a las pequeñas semillas a florecer convirtiéndose en hermosos y puros lirios de Pascua.

“Nunca mates un alma; ayuda a cada alma a vivir en Dios. Tú debes vivir en Dios primero, antes de poder ayudar a los demás. Si no ven a mi Hijo en tí, entonces ¿cómo podrás contarles sobre El? Es como estar en un cine, y estar esperando para ver la película, y que no venga ninguna, pero sí oyes el sonido. ¿No es mejor cuando la película y el sonido están juntos? Debes dar testimonio de que El es el Vivo Hijo de Dios”.

6 de enero de 1991

“Oh, qué terrible, grave pecado es el aborto.
“El hombre trata continuamente de tomar decisiones que están reservadas solamente a Dios. El hombre no conoce el destino de cada niño que se concibe, no conoce el destino de cualquier niño que se concibe. Entonces asesinan a los papas. Asesinan a los sacerdotes. Asesinan a las monjas y así sucesivamente. ¿No trae este grave pecado ira a Dios?”

21 de marzo de 1991

“Yo soy la Madre de Dios y tu madre amantísima. Estoy muy triste de que las madres sigan asesinando a sus bebés que llevan dentro de sus entrañas”.
Nancy dijo, “Ella está llorando”.

9 de abril de 1991

“Madre, estás tan triste”. Nancy dijo que una lágrima corría por su mejilla.
“Los pecados de la humanidad lastiman a mi Hijo. Cuando mi Hijo sufre, yo sufro.
“Nuestros hijos no cumplen los mandamientos de Dios. Se alejan de mi Hijo sin siquiera saber que lo han hecho. Muchas almas están perdidas y vagan en la oscuridad”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: