Skip to content

La oscuridad que avanza ¿es el presagio de que se aproximan los grandes eventos? ¿Se ha desatado un proceso divino irreversible? Existe la sensación, casi abrumadora en estos días, y no sólo en los círculos proféticos, que nos encontramos en un punto de inflexión, o incluso hemos ido más allá del punto de inflexión. Es lo que los católicos han oído desde finales de 1980 y principios de 1990: las diversas tendencias de la sociedad aumentarían la oscuridad y precipitarían grandes eventos

9 de junio de 2014



Todo esto es para su discernimiento, porque los católicos de todas las épocas pensaron que el suyo era el momento y no lo fue, y ha habido muchas equivocaciones.

LA OSCURIDAD QUE AVANZA

En primer lugar la parte cultural: aunque la Biblia claramente advierte “que todo el que mira a una mujer para codiciarla, ya cometió adulterio con ella en su corazón” (Mateo 5:28), no se puede navegar por Internet, la televisión, ver las vallas publicitarias, comprar en un supermercado, ni hacer casi cualquier cosa sin ser bombardeado con imágenes de desnudos o subidas de tono que prácticamente obligan a todos – incluso al más abstemio – a exponerse a la pornografía. El sexo está por todas partes. No parece haber un anuncio sin él. Nunca ha sido tan pervertido. Las principales revistas tienen artículos sobre sexo que son más gráficos que lo que solía aparecer en revistas como Playboy. Es un derroche de libertinaje. Se trata de algo “maléfico”.
 
Pero este lado heterosexual está comenzando a estar eclipsado por imágenes, noticias, legislación haciendo alarde de la homosexualidad, que se considera con tanto o más atención de lo que fue el Movimiento de los Derechos Civiles y que se está imponiendo sobre nosotros de una manera verdaderamente impactante.
 
La ley de la tierra no es sólo que debemos aceptar un comportamiento aberrante (heterosexual u homosexual) como normativo, sino abrazarlo, integrarnos, celebrarlo.
 
¿Quién realmente está siendo perseguido? Aquí nadie odia a los homosexuales. De hecho, estamos llamados a amarlo y orar por ellos. No se nos llama – no por Dios – a aceptar tal comportamiento.
 
Están los transgéneros (anteriormente “transexuales”). Y hay medios que hablan de una supuesta persecución de los que quieren cambiar el género que Dios les dio, una condición tan extrema que sólo se murmuraba tan reciente como en la década de 1980; esto también debe ahora de ser aceptado y celebrado (a pesar del hecho de que una mirada cercana revela cuestiones espirituales, emocionales y psicológicos muy inquietantes; necesita la oración, por cierto).
 
Se están difuminando las fronteras de género, pero también tratamos de recrear a los seres humanos con la tecnología informática. Estamos en la era de la “ciencia del sexo.” Somos una sociedad del absurdo. Una junta ha dictaminado que Medicare ahora financiará operaciones para convertir a los hombres en mujeres y viceversa (y a veces de vuelta), refiriéndose a ello como “cambio de sexo”. Otra terminología en los últimos tiempos (para jóvenes transexuales): “Los niños son independientes del género.” Como dijo el Papa el domingo pasado, el diablo está tratando de destrozar la familia.
 
Podemos lanzar otros asuntos – el materialismo sin sentido, la degradación del medio ambiente, el aborto sistemático, la avaricia corporativa, la manipulación genética de nuestros alimentos, la clonación – pero el tema es que estamos en el punto central y las advertencias de varias décadas sobre la dirección de nuestra cultura ahora se han materializado. Hay una plaga de indiferencia, que precede a las plagas reales. Ha crecido, no sólo por los políticos, sino lo que es más importante, porque al público no le importa o ha sido engañado en una aquiescencia poco reflexionada.

¿CUAL ES LA RESPUESTA?

¿Qué significa esto para el futuro individual? ¿Cómo vamos a reaccionar? Aquí giramos a la profecía – a aquellos que sienten que han recibido orientación en sus espíritus.
 
Hace algún tiempo hablamos de una mujer en Michigan que dice ver y oír a la Santísima Virgen, y cuyo salón está lleno de estatuas e imágenes que exudan aceite. Se ofrecen para el discernimiento algunos mensajes recientes:
 
“Mi hijo (a un sacerdote visitante), no tengas miedo de la difusión de la fe, no tengas miedo de la Verdad. Tú serás bendecido con la gracia de Dios, y el Espíritu Santo residirá en ti”.
 
“[Tiempos de gran agitación y el desastre están] cada vez más cerca a causa del comportamiento de este mundo y el comportamiento de los líderes y aquellos con altos rangos en la Iglesia Católica. Padres y líderes de la iglesia despierten y lleven a la gente a la fe. Cuando existen deficiencias en los Padres, sus hijos crecen con deficiencias. Les ruego a todos venir a la fe”.
“Oren, oren, oren por este Papa (Francisco), de modo que no se encuentre con muchas dificultades. Él es una persona sencilla.”
“Ellos (los líderes de la Santa Iglesia) deben ser buenos pastores de este rebaño que están guiando. Deben ser siervos para este rebaño y para este pueblo que está en necesidad de oraciones y dirección”.
 
“Mi Hijo os pide tener fe, pureza de carácter y amor. Que la Fe y el Amor primen sobre todo lo demás”.
 
“Cuando llegue el momento, voy a iluminarlos (en relación con un presunto milagro que viene a la casa de la vidente), con lo que está sucediendo, para los que tienen altos rangos, todo va a quedar claro ante ellos”.
 
Tampoco este tema está confinado a los movimientos marianos y carismáticos.
 
“Todos hemos notado el incremento de la calamidad y el desastre natural”, dice una mujer cuyo libro sobre su muerte y su regreso se ha leído por millones.
 
“Al presenciar el terrible sufrimiento en la tierra, algunos se preguntan qué tan constante es el amor de Dios para permitir que ocurran cosas tan terribles. Las aflicciones naturales del mundo vienen por muchas razones, pero hay que ponerlas a todas bajo el título general de ‘bendiciones’”.
 
“Algunas aflicciones vienen como resultado de la elección personal. Fumar, por ejemplo, puede conducir a cáncer de pulmón. Comer en exceso puede conducir a la diabetes o problemas cardíacos. El miedo y la ansiedad producen sus propias formas de dolencia. Algunas condiciones físicas se producen como resultado de nuestra salud espiritual. Pero cada oposición es un don de Dios y se puede utilizar para refinar la conciencia espiritual y aumentar el amor, si optamos por utilizarlos de esta manera. Lo mismo es cierto para los terremotos, el hambre, la peste y otros desastres naturales”.
 
“El dolor es parte del proceso de crecimiento, con el mayor dolor a menudo provocamos el mayor crecimiento. A veces, el dolor o la calamidad pueden ser tan graves que necesitamos el amor y las oraciones de los demás para que podamos soportarlos. El aumento de amor y de la oración que lleva a mayor fe en las personas puede ser el propósito detrás de algunos desastres. Esto puede ser un propósito entre muchos, en la medida que múltiples verdades se les enseña a todos los involucrados. Un Dios amoroso permite que ocurran tragedias porque nos ama y sabe exactamente lo que necesitamos y lo que podemos soportar a fin de crecer. Aunque parezca terrible e inevitable, no debemos llegar a ser fatalistas. Tenemos el poder para revertir este proceso”. 
 
“A medida que volví de la muerte, se me mostró muchas catástrofes que le esperan a la tierra si la humanidad colectivamente continúa rompiendo las leyes universales Estas catástrofes no son para nuestro castigo. Vienen como resultados naturales de nuestras elecciones. Nosotros determinamos nuestro propio destino y la voluntad enfrentar el mal o el bien que nosotros creamos”.
“Me dijeron que negar a nuestro Creador, que es Dios mismo, sería la principal causa de estas consecuencias. Así que se me dio a conocer que las calamidades nunca necesitan ocurrir si nos ponemos en armonía con Dios y el universo. Podemos restaurar el equilibrio espiritual de nuestra creación, si elegimos. Y muchos están eligiendo”.
 
“Nuestro mundo está al borde de un renacimiento espiritual, un renacimiento de la espiritualidad que barrerá la tierra y el cambio de maneras significativas. Para efectuar estos cambios, el gran despertar ya ha comenzado. La luz y el conocimiento han comenzado a fluir desde el cielo con mayor intensidad. Aquellos sensibles a ello responderán y llenarán sus vidas con esta luz y conocimiento. El mal, por su naturaleza contraria, se levantará para desafiar este despertar. Pero la dura oposición de los ángeles y las buenas personas trabajarán para crearlo. Si no fuera por el mal y sus efectos polarizadores, el despertar, de hecho, no podría suceder tan pronto como lo hará”. 
 
“Dios ha puesto esto en movimiento, y no va a ser detenido. Una vez que comienza una obra, su energía se llena rápidamente y se expande hasta que finalice el trabajo. El mundo va a sufrir mucho a través de este proceso de renacimiento, pero su resultado es seguro, no sólo porque Dios lo ha ordenado, sino porque millones de gente buena van a ejercer su libre albedrío para aceptar este regalo del cielo. Podemos fallar individualmente, pero no vamos a fallar de forma colectiva”. 
 
“Aquellos que entienden el mensaje del amor de Dios deben compartirlo con coraje y confianza. La gente que todavía no está segura de la verdad espiritual será apoyada y guiada por aquellos que están seguros hasta que entren en su propia comprensión. Podemos y veremos nuestro mundo limpio de todo mal y cubierto con la mayor gloria, sí, la gloria y el amor de Dios. Pero cada uno debe creer y actuar en esa creencia. ‘Porque tanto amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, y tenga vida eterna’ (Juan 3:16)”.
 
¿Estamos en un momento en que (ver Joel 2:28) Los hombres jóvenes están teniendo visiones y otros sueños?
Vamos a tomar todo en consideración. Los grandes eventos pueden venir pronto.
 
Fuentes: Spirit Daily, Signos de estos Tiempos

 

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: