Skip to content

Una gran serenidad es a menudo la marca del momento de transición a la otra vida. Muchos tienen experiencias para relatar, especialmente médicos y enfermeros, y familiares al lado del lecho. La mayoría de las muertes son tranquilas y generan una sensación de paz en los que está al lado, y se han visto y sentido cosas extraordinarias. “Soy una enfermera del turno de la noche y he estado durante treinta años, trabajando muchos de esos años en cuidados intensivos. Muchos de mis pacientes han muerto y vuelto, han visitado el cielo, el infierno. Algunos ven las cosas más increíbles cuando el velo se adelgaza entre este mundo y el otro en sus viajes hacia el Cielo.”

28 de abril de 2014
vida-despues-de-la-muerte
 
Hay cuentos de luces actuando en la habitación e indicios de una revisión de la vida, hasta incluso se han dado casos de personas que han presenciado esta revisión externamente.

SERENIDAD EN EL MOMENTO DEL PASO

Recientemente, una asistente de atención domiciliaria, Mary Ann Buchan, del oeste de Nueva York, dijo que es muy común para la gente esperar un cierto sentido de conclusión antes de apagarse serenamente y hacer el paso.
La mayoría de las muertes son de esa manera: apacibles.
“A veces, puedo sentir el paso del alma a través de mí, en el camino a la eternidad”, ella cree. “En realidad, usted puede sentir una vacante, después que una persona se va.”
Hay algunos que tienen miedo, por supuesto; pero esto generalmente se disipa. Otros pueden estar esperando a un ser querido regresar de un viaje y que esté al lado de la cama antes de dar paso a la eternidad.
Las muertes “pánico” ocurren entre los que “no han sido correctos, no están en paz con ellos mismos”, dijo otra católica, Grace Bubulka, una administradora de enfermería en California, añadiendo sin embargo que,
“a menudo se ven pacíficos o aliviados o están experimentando algo maravilloso justo antes de estar clínicamente muertos”.
Tal es la misericordia de Dios.

LOS QUE ESTÁN AL LADO VEN PRODIGIOS

“Soy una enfermera del turno de la noche y he estado durante treinta años, trabajando muchos de esos años en cuidados intensivos”, escriben otra experiencia desde Maryland.
“Muchos de mis pacientes han muerto y vuelto, han visitado el cielo, el infierno. Algunos ven las cosas más increíbles cuando el velo se adelgaza entre este mundo y el otro en sus viajes hacia el Cielo.”
Hay casos, afirma un investigador clave en el campo, en el que los que están en la cabecera comparten la experiencia de la muerte, la transición con el moribundo.
“El día que murió mi madre, mis dos hermanos, mi hermana, mi cuñada, y yo estabamos todos en la sala”, dijo una mujer de Atlanta al investigador.
“Mi madre no había dicho una palabra en varias horas, y estaba respirando con un patrón irregular. Ninguno de nosotros estaba muy molesto porque mi madre había estado en un curso de descenso y sabíamos que era el final”.
“De repente, una luz brillante apareció en la habitación. Mi primer pensamiento fue que un reflejo brillaba a través de la ventana de un vehículo que pasaba por el exterior. Incluso mientras lo pensaba, sin embargo sabía que no era cierto, porque no era cualquier tipo de luz de esta tierra. Le di un codazo a mi hermana para ver si ella también la veía, y cuando miré, sus ojos eran tan grandes como platos. A la vez que vi a mi hermano literalmente jadear. Todos lo vieron juntos. Entonces mi madre acababa de expirar e hicimos todo tipo de suspiro de alivio. En ese momento, vimos vívidas luces brillantes que parecían reunirse alrededor y trabajando, no sé cómo llamarlo, en una puerta de entrada. Estar al lado de esto fue una sensación de alegría completa”.
¿Podría haber sido un rayo de luz como este (pero más potente) el que creó la imagen de la Sábana Santa?
Otros han co-experimentado la “revisión de vida” de la persona al partir. Llamo a estas experiencias “empáticas” de muerte, dice este autor (un médico, en Glimpses of Eternity).
Otro pariente vio en la habitación comenzar una luz de forma diferente que parecía cambiar de forma cuando murió su madre, viendo como una película o un sobre de luz levantándose desde ella.
Un médico canadiense llegó a ver un paciente que parecía extrañamente iluminado de pie al final de un pasillo del hospital mirando algo. Cuando el médico se acercó, se dio cuenta de que esta persona, que tenía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica grave, estaba mirando un cadáver en una camilla – el suyo.
“Había un tipo de luz que emanaba de él – una luz clara – y sentí como si estuviera viendo a su alma”, dijo este hombre de la medicina. En un“destello”, el paciente desapareció en un campo de “luz dorada brillante.” Había una sensación de alegre energía rodando hacia atrás y adelante, como si presencias invisibles hubieran estado allí para ayudar.
Aún otro vio dos pilares de la luz cuando un familiar expiró.
Dijo una mujer llamada Gail (quien fue testigo de la muerte de su hermana),
“de hecho, sentí que dejaba su cuerpo. Me incliné para darle un abrazo y sentí su pase a través de mí como un impulso de energía. Era realmente una explosión de felicidad y liberación”.
Y un testigo más de repente se encontró reviviendo una escena de la vida de su abuelo moribundo justo antes de partir y en el momento de la muerte, según él para ver un “balón de oro” crecer en el pecho de su abuelo.
Hay historias increíbles – tal vez demasiadas para los cínicos que descreen de ellas.
Fuentes: Spirit Daily, Signos de estos Tiempos

 

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: