Skip to content

Conversaciones con el Corazón Eucarístico de Jesús -Dirección para Nuestros Tiempos- revelaciones a “Ana” Apóstol Laica “…. Yo ofrecí Mi propia vida por esta humanidad, para que sus pecados fueran pasados por alto y olvidados. La humanidad, pobre humanidad tonta, me devuelve este regalo arrojándolo a Mis pies, como diciendo: ‘Tu regalo no vale nada. Ya no tiene valor.’ Queridos hijos, en muchos casos lo hacen por ignorancia, y la mayoría de Mis hijos no entiende que el regalo que ellos avientan de lado es su propia eternidad, su salvación. En muchos casos no lo asimilan porque no se les ha dicho. Dentro de poco habré de rectificar esta situación, cuando haga una revelación de Mí mismo a su mundo, no dejando espacio para la duda de que únicamente Jesucristo está vivo, y que sólo Jesucristo puede salvar. Entonces las almas me conocerán y serán libres de tomar una decisión basada en el conocimiento…”

28 de diciembre de 2013
                                                                                     11 de Octubre de 2004
Queridos amigos,
Me siento muy impresionado por los mensajes que ha recibido Ana, quien afirma son directamente de Dios Padre, Jesucristo y la Santa Madre de Dios. Para todos aquellos a los que se dirigen estos mensajes, es decir, a los obispos, sacerdotes, laicos, y a los pecadores con problemas en particular, constituyen un material excelente y sustancial para la meditación y la oración, por lo que creo que estas cartas no deben leerse de forma apresurada, sino más bien apreciarlas en el tiempo del silencio y el recogimiento, la meditación y la oración.
Asimismo veo con gran beneplácito la total sumisión y fidelidad de Ana a las autoridades del Magisterio, a su Obispo local y, especialmente, al Santo Padre. Ana es una hija leal y devota de la Iglesia.
Sinceramente en Cristo,
Arzobispo Philip M. Hannan, (Ret).
Presidente de la Cadena Mundial FOCUS
Arzobispo Retirado de Nueva Orleans
 
_____________________________________________________________
 
 
 
18 de Agosto – Jesús
 
Quiero mostrarles a Mis hijos la gran
devoción que tengo por ellos. Yo permanezco
siempre en los Tabernáculos
alrededor del mundo. Lo hago porque
deseo que Mis hijos tengan un Cristo vivo
en medio de ellos. Esta santidad está
disponible a las almas que me visitan y
me veneran en la Eucaristía. Yo soy la
cura para todas las enfermedades. Yo soy
la calma para todas las tormentas. Yo soy
el consuelo para cada sufrimiento. Y
porque intento guiar a Mis hijos de una
forma más sobresaliente, voy a mostrarles
la Vida que está encerrada en cada
Tabernáculo. Queridos Míos, si ustedes
supieran el valor de todas y cada una de
las visitas que Me hacen a en estos
lugares, habría multitudes durante todos
los días con sus noches. Esta es a la multitud
que estoy llamando ahora. Queridos
hijos de este mundo, Yo, su Jesús, no estoy
limitado por las leyes de la naturaleza.
Puedo hacer cualquier cosa. Mis poderes
son inconcebibles para las almas que no
aún no han tenido la visión celestial, es
decir, para las almas que permanecen en
la tierra. Mucho se habla en su mundo de
poder, diciendo éste tiene este poder y el
otro tiene tal poder. Los niños están
siendo engañados con imágenes de
poderes ocultos o mágicos. Quiero que
paren esto. Están obsesionados con
poderes que NO son poderes celestiales.
Hijos míos, incluso algunos de Mis hijos
de la luz dicen que éstas son cosas buenas,
o por lo menos inofensivas. Yo les
digo ahora, con el poder de Mi Divina
Majestad, que si un poder no viene de Mí,
es maligno. Busquen cada día a estos
impostores y apártenlos de sus vidas.
Ustedes no ven el daño que se está
haciendo, pero Yo, su Salvador, les
aseguro que esto permite que se abra una
puerta en su alma que no desearían que
se abriera. Deben proteger a sus hijos de
entretenimientos o juegos que proyecten “poderes.”
Deseo guiarlos de esta manera específica.
Deseo advertirlos y corregirlos. Deseo
enseñarles, pero más que nada, deseo
amarlos. ¿Alguna vez han amado a
alguien con gran pasión y los han rechazado?
¿Alguna vez les han correspondido
su amor aventándolo casualmente al
aire? Si esto les ha llegado a pasar,
entonces podrán entender cómo me siento.
Mi amor es rechazado por la mayoría de
la humanidad. Yo ofrecí Mi propia vida
por esta humanidad, para que sus
pecados fueran pasados por alto y olvidados.
La humanidad, pobre humanidad tonta,
me devuelve este regalo arrojándolo a Mis
pies, como diciendo: ‘Tu regalo no vale
nada. Ya no tiene valor.’ Queridos hijos, en
muchos casos lo hacen por ignorancia, y
la mayoría de Mis hijos no entiende que el
regalo que ellos avientan de lado es su
propia eternidad, su salvación. En
muchos casos no lo asimilan porque no se
les ha dicho. Dentro de poco habré de rectificar
esta situación, cuando haga una
revelación de Mí mismo a su mundo, no
dejando espacio para la duda de que únicamente
Jesucristo está vivo, y que sólo
Jesucristo puede salvar. Entonces las
almas me conocerán y serán libres de
tomar una decisión basada en el
conocimiento. Pequeña Mío, qué gran consuelo
tendré cuando las almas tomen la
decisión con antelación a ese día, basándose
en la fe. Ahora estoy enviando Mi
Espíritu al mundo. El Espíritu, la Tercera
Persona de la Trinidad, llegará sobre
cada alma que lo acoja. Mis palabras
deben ser difundidas, y cuando estas
palabras lleguen a un alma que esté
albergando el Espíritu, esa persona se
encenderá de forma espectacular. En
verdad, la luz de cada una de estas
almas alcanzará el Cielo, en donde los
triunfantes se regocijarán de ver a otro
soldado regresando a la causa. Estén
alertas, queridos, a cada una de Mis
inspiraciones y deseos. Practiquen
responder con obediencia a Mis peticiones.
Caminarán en la paz, hoy se los
prometo. Ríndanme adoración en la
Eucaristía para que Yo pueda instruirlos
sobre el amor.
19 de Agosto – Jesús
 
Hoy deseo hablarles del amor. Yo soy todo
amor. Todo el amor soy Yo. Mis hijos de
este mundo deben aprender nuevamente
acerca de lo que es el amor, porque para
muchos, la esencia del amor ha sido distorsionada
de tal manera, que ya no lo
reconocen como algo valioso o algo que se
deba buscar y obtener. El amor es calmado
y estable, hijos Míos. El amor es confiable.
El amor no disminuye frente a la
tentación. En la tierra, hay muchos tipos
de amor y todo amor verdadero tiene su
lugar. Quiero que Mis hijos examinen las
genuinas oportunidades que tienen para
amar en sus vidas. Una familia es en verdad
la fuente principal del amor. Pero
muchas familias han frustrado el amor y
sus miembros se apartan amargados.
Hijos, la obligación de amar a alguien no
significa que no los habrán de herir.
Al contrario, muchas veces, y debo decir
normalmente, esta obligación de amar
asegura que serán heridos, y además conlleva
una obligación adicional: la de
perdonar. Si quieren ver un ejemplo de
alguien que haya sido herido, véanme a
Mí. Tú no merecías ser herido pequeño, lo
entiendo y lo veo todo. Yo tampoco merecía
que me hirieran. Pero Yo te digo ahora,
querido hijo, que tú me has herido
muchas veces. Tan sólo tu negligencia me
hiere terriblemente. Pero te amo.
Entiendo que no eres perfecto. Te miro y
en verdad, te perdono. Te pido que aceptes
Mi misericordia y comencemos de nuevo
nuestro camino juntos. Yo te pido, querido
y lastimado hijo, que aceptes Mi misericordia
en tu corazón y le permitas que
haga su hogar allí. Cuando un invitado es
bienvenido, causa pocas molestias a su
anfitrión, porque un invitado que es verdaderamente
acogido, se sentirá en su
casa y no molestará a su anfitrión. Un
invitado que es bienvenido, verá por sus
propias necesidades y buscará ayudar a
su anfitrión. ¿No es verdad, querido? Yo
soy tu invitado. Soy el invitado en tu
alma. Has todo para que me sienta
acogido y yo sanaré, alimentaré y recuperaré
tu alma. Tu corazón sólo latirá con
amor. Limpiaré la amargura y habré de
remover el daño para siempre. Te dejaré
un excedente tan grande de misericordia,
que tendrás suficiente para prodigarla a
todos los que te han herido. Queridos
hijos de este único y verdadero Dios,
busquen a todos aquellos que los han
herido, especialmente en su familia, y
ofrézcanles su perdón. Ustedes no necesitan
buscarlo. Pregúntenme en dónde está,
queridos hijos, y en verdad, yo les proporcionaré
misericordia. Si hacen esto,
estarán sanos. Podrás decir Jesús, es
demasiado difícil. No puedo hacer esto
porque he sido muy herido. Hijo mío, nuevamente
te aconsejo que practiques.
Repite estas palabras de perdón en tu
cabeza. Dilas en voz alta. Acostúmbrate a
su sonido. Con mis gracias, no sólo será
posible, será fácil. Confía en Mí, quien te
ama con un amor verdadero y busca tu
paz. No quiero que haya ninguna barrera
de amargura entre nosotros. Quiero
sanarte. Quiero sanar familias. No teman.
Si alguien rechaza tu perdón, ésa es su
pérdida. Quedarás sano y serás recompensado.
A Mí no me interesa lo que hicieron
los demás con el regalo que tú les diste.
Sólo veo el hecho de que has dado, a la
hora de examinar tu vida. Por lo tanto,
acógeme como tu invitado, amado hijo
Mío. Pondré tanto amor y misericordia
en tu corazón, que no serás capaz de
repartirlo tan rápido como se requiere. Yo
soy tu Dios. Cree en Mí.
20 de Agosto – Jesús
 
Hoy les hablo sobre la unidad. Hay
mucha desunión en el mundo. Esta
desunión se ha difundido en gran parte
de la vida moderna, pero me refiero de
una manera muy particular a la
desunión dentro de las familias. Quiero
devolver el sentido de la unidad a cada
familia que me permitirá hacerlo. Hijos
Míos, cuando hay unión en la familia, sus
miembros experimentan una constante
afluencia de amor, y Mi paz, que siempre
está disponible, va dirigiendo a las familias
por los momentos inevitables de las
dificultades, permitiendo que sus integrantes
puedan soportar el sufrimiento
de una manera calmada y estable. La
oración irá uniendo suavemente a una
familia. Si una familia toma la decisión
de hacer de la oración familiar una prioridad,
puedo otorgarle muchas gracias a
ese hogar. Las familias devotas de nuestra
madre ya conocen esta conexión que
hay entre la oración y la unión familiar.
Quiero que sea igual en todas las familias.
Tomen la firme decisión de los
momentos en que la familia deberá
unirse para hacer oración. Si alguna
cuestión llega a interferir con ese
horario, no tomen eso como una señal de
que fue un error comprometerse para la
oración. Simplemente vuelvan a fijar
otra hora más adecuada. Yo, su Jesús,
estoy observando. Yo lo entiendo todo. Si
me dicen que su familia nunca tiene suficiente
tiempo para estar juntos y rezar, yo
los ayudaré a encontrar ese tiempo. Es
posible que estén muy ocupados y
entonces deberán eliminar ciertas actividades.
Mis hijos de este mundo deben
entender que hay una diferencia muy significativa
entre el entretenimiento y el
deber. La obligación de encontrarse con
amigos no es tan importante como la
obligación de la oración familiar, y es
posible que sus prioridades requieran ser
revisadas. No teman esta revisión porque
Yo los ayudaré. Juntos, examinaremos su
vida y veremos cómo y a qué hora
arreglar un tiempo para que junten a
toda la familia en oración. Créanme
cuando les digo que recibirán abundantes
bendiciones con esta decisión.
Pondré unidad en su familia.
La unidad también es importante con el
objeto de que haya identidad. Los niños
en particular, deberán entender que se
espera que vean y respondan a la vida de
una manera diferente por ser cristianos.
Esto comienza en el hogar. Mis hijos más
pequeños no comprenden cuál es su
herencia. Con muchos de Mis hijos adultos,
la cuestión es más seria. Han rechazado
su herencia. Por lo tanto, nuestra
meta es doble. Debemos educar a nuestra
juventud y hacer un llamado amoroso a
nuestros adultos. Miren a sus hermanos y
hermanas en el mundo. Muchos están
experimentando desunión familiar y van
por la vida sintiendo amargura. No
recurren a Mí para pedir ayuda. Simplemente
dan por hecho que así es como la
gente se comporta. Les aseguro, Hijos
míos, que éste no es el comportamiento de
los cristianos. Intento unir a las familias.
De esta segura fuente de amor, los
niños aprenderán a ser responsables con
los demás y con Dios. Propongo que ésta
sea nuevamente la norma. ¿Me ayudarán?
Acordemos hoy, que cada familia
responderá a este mensaje orando juntos.
Si es indispensable, comiencen con poco,
con un Padre Nuestro. Luego han de ir
avanzando gradualmente. Me gustaría
que las familia rezaran el santo rosario.
Que esa sea su meta. La devoción a Mi
Madre llevará a las familias rápidamente
hasta Mí. La devoción a Mi Madre
hará que sanen muchas heridas profundas.
Mi Madre está unida a Mí en esta
obra y ella me devuelve muchas, muchas
almas. Ahora recen, como familia, y alégrense,
en tanto que restauro la unidad
en sus hogares.
21 de Agosto – Jesús
 
Hoy quiero dirigir la atención, una vez
más, al ritmo agitado de este mundo
moderno. Hijos, vengan y siéntense
conmigo ante el Sacramento de la
Eucaristía. Estoy realmente presente en
cada Tabernáculo alrededor del mundo.
Piensen en uno ahora e imagínenme allí.
¿Tengo una televisión? ¿Tengo radio? Por
supuesto que no. Y sin embargo, estoy
realmente allí. Qué es lo que hace, te preguntarás.
Te digo una cosa Hijo mío, no
me aburro. Pienso en ti. Me preocupo si
estás lejos. Sufro si has escogido caminos
mundanos y estás poniendo en peligro tu
alma. Todos los días me entristezco si no
hay una esperanza de que vengas a visitarme.
Le pido a mi Padre que tenga
misericordia de ti. Instruyo a Mis ángeles
para que te cuiden con la esperanza de
que algún día regreses a Mí. Hijo mío,
¿cuántas veces piensas en Mí durante el
día? Estás pensando en Mí ahora mientras
lees estas palabras. Bueno, mientras
tu mente está descansando en Mí, déjame
decirte que te amo, sólo quiero tu felicidad.
Yo puedo ayudarte en todo. Puedo
resolver tus problemas y sanar tus heridas.
Hijo mío, ven y siéntate frente a la
Eucaristía en cualquier Tabernáculo, y te
cubriré con Mis gracias y bendiciones que
brotarán sólo para ti. Quiero que te
sientes y te sumerjas en el silencio.
Puedes cerrar tus ojos estando allí y yo
llenaré tu preciosa cabeza con un río de
pensamientos celestiales. Tengo tanto que
compartir contigo. He visto cada herida
que has experimentado. Cuánto veces he
deseado consolarte. Déjame consolarte ahora.
Insisto y les vuelvo a pedir que eliminen
tanto ruido como puedan de su vida. El
ruido no conduce a la santidad y si
tienen que tolerar ruido en el mundo,
pueden disminuir el ruido en su hogar y
en su automóvil. En el silencio llega la
paz, pequeños. Me encontrarán en el
silencio. Los estoy esperando y jamás, ni
por una vez, he retirado mi mirada lejos
de ustedes. Deben saber que los perdono
por todo. Sólo quiero su amor.
Las almas encuentran este concepto muy
difícil porque su mundo moderno se ha
burlado a tal grado de él con el amor propio,
que las almas desconfían. ¿Porqué me
ama Jesús? No soy muy fácil de amar,
piensan. A la verdad que son muchas las
almas en este mundo que no se agradan
ni siquiera a sí mismas. Por lo que encuentran
difícil imaginar que alguien, particularmente
el Dios Todopoderoso, pudiera
desearles su bienestar, y amarlos completamente.
Te digo, querido hijo, que la Verdad
no se puede negar. Yo soy la Verdad. Y
te amo mucho más de lo que puedas imaginarte.
Mi único deseo es que regreses a
Mí para que Yo pueda protegerte. No
temas. No recibirás castigo alguno por tus
delitos. Regresa a Mí ahora y perdonaré
tus pecados. Continuaremos juntos como
si estos pecados jamás se hubieran
cometido. Los pecados dejan cierto residuo
en el alma. Ven a Mí ahora, Mi amado hijo,
y con mi aliento celestial, soplaré el
residuo de pecado para que tu alma, ya
renovada, proceda con alegría. Yo soy tu
Dios. Te amo. Eso nunca cambiará.*
* Jesús no quiere decir que no debamos participar
en el Sacramento de la Reconciliación.
 
En futuras publicaciones continuaran los mensajes  … 

 

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: