Skip to content

Mensajes a Darly Chagas “…la tierra es lugar de decisión, pueden ser santos o no los que viven en la tierra hasta que hagan su escogencia, Cielo o Infierno. Entonces, aquí en la tierra es lugar de pruebas, es en este tiempo final que tendréis pruebas más difíciles, por esto estoy en el mundo todos los días para ayudar a quien quiere ayuda. Es el propio hombre quien decide sobre su preferencia por el Cielo o por el Infierno. Dios no obliga, la persona tiene que decidir solita. Pero, todos los motivos que llevan al hombre a escoger son dados por Dios, si el hombre no renuncia al pecado él ya sabe, va para el Infierno, si decide que quiere la Salvación, tiene que obedecer los Mandamientos de Dios, no puede idolatrar el pecado, no puede apegarse a él, tiene que renunciar. Es sólo decidir el pedir perdón a Dios y también reparar su error. La muerte llega de repente…”

27 de diciembre de 2013

 
Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia
 
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
 
El Tiempo Final de Preparacion para la Purificacion de la Humanidad
 
 
 
27 de octubre de 2013
 
 
Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.
 
Unidos a las Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
 
Mis hijos, hoy, en este día tan bello dedicado a la juventud, quiero dejar aquí Mi Llamado a todos los hijos, pero en especial en este momento hablo a los jóvenes de Brasil y de todos los países, porque todos son Mis hijos y todos en el mundo entero están siendo atacados por el enemigo, él desea la destrucción de vuestros corazones.
 
El mundo entero necesita rezar por la protección de la juventud, ella está en gran desequilibrio, confusa, vacilante mucho sobre la existencia de Dios y son pocos los jóvenes que se preocupan en cuidar del alma, muchos no saben ni que la tienen. Dios no deja a Sus hijos en el abandono, El siempre y en todas las generaciones, os sustenta con Su asistencia dándoles informaciones, dándoles condiciones para desenvolverse fácilmente. Dios quiere que todos crezcáis espiritualmente para que seáis plenamente felices. El hombre en todas las edades tiene la asistencia de Dios, pero es el propio hombre que se aleja de Dios, se mueve de la casa paternal para andar en el camino del error, camino que es del Infierno, en él nada más tiene que la ruina, el pecado.
 
A los que están regresando, enderezando los pasos y regresando a Dios, por la conversión, traigo siempre los Mensajes del Cielo, los cuales vengo todos los días a traeros a los países de buena voluntad, para el bien de Mis hijos.
 
No vengo a traeros un nuevo Evangelio, pero sí avisos, alertas, para que cada uno viva las Enseñanzas de Mi Divino Hijo Jesucristo. El dejó en la tierra todo para ayudaros a entrar en el Camino del Cielo. El Camino del Cielo es el propio Jesucristo. El es el Camino para Dios.
 
Vos debéis hacer parte de El escuchándolo y Recibiéndolo en la Santa Eucaristía.
 
Somos parte de El por eso Mi participación es verdadera para vuestra Salvación, trabajo junto con El, Soy la Madre de El y vuestra Madre también. Tengo el Hijo que es Dios y tengo a vos que sois pecadores, pero Mi Amor es sólo uno, es el mismo tanto por El como por vos.
 
Vengo a traeros Su Palabra de ayuda en este tiempo final de conversión del mundo entero.
 
Mi venida es por amor a vos, traigo a vos fuerza, coraje, curas, todo esto son Gracias del Cielo. El Cielo es el lugar donde viven todos los Santos. Los Santos son puros y mansos de corazón, están todos unidos a Dios para siempre.
 
La tierra es lugar de decisión, pueden ser santos o no los que viven en la tierra hasta que hagan su escogido, Cielo o Infierno.
 
Entonces, aquí en la tierra es lugar de pruebas es en este tiempo final que tendréis pruebas más difíciles, por esto estoy en el mundo todos los días para ayudar a quien quiere ayuda. Soy la Madre de Gracia, la Mediadora, la Gracia es Jesucristo, vengo trayendo la Palabra de El para ayudaros.
 
Y la Palabra que El os envía hoy es el coraje, todos necesitáis de la palabra para la decisión antes de la muerte. El peligro ahora es grande, es devastador, el mundo está viviendo amenazas de guerras peligrosas, está viviendo un tiempo de violencias en todo lugar, en las calles, en las ciudades, peligros de muertes súbitas por causa de la maldad que está comandando, incentivando cada día más al mundo a la desobediencia a Dios.
 
¡Cuántos hijos salen de sus casas por la mañana para hacer desorden y no regresan más, son asesinados, son accidentados, son llevados lejos como esclavos y cuántos no están cuidando de sus almas, no están listos para pasar de este mundo para la Vida Eterna! Son muchos. Pobres hijos, no amaron la vida, no se unirán a Dios. Por esto Dios Me envía todos los días para despertaros y llamar a la conversión. Nadie sabe lo que viene en el día.
 
Seáis fieles, seáis amorosos, seáis todo lo que Dios os enseña, buenos, obedientes, porque no sabéis la hora que tendréis que estar frente a frente con El.
 
Vos estáis distantes de la mayor felicidad. Ya no queréis conocer a Dios. Enderezad, vos os estáis juzgando como personas que no necesitan de Dios, estáis distantes de El por la desobediencia, pensáis que sois inalcanzables por el peligro, pero esto no acontece, todos están en peligro y necesitan de ayuda para sobrevivir.
 
Regresad al Padre, sólo en El encontraréis consuelo.
 
Vuestras almas tienen un gran valor que vos no conocéis todavía. Una vida es muchas y muchas veces más importante que los grandes diamantes del mundo entero juntos. Ella es más importante que un planeta y en ellos están riquezas inmensas, porque Dios os creó así, pero vos sois criaturas, hijos de Dios, tenéis en vos vida que sólo Dios tiene el Poder de daros. Todo lo que existe fue creado por Dios, pero sólo el hombre tiene Vida Eterna, porque Dios le dio a él un alma, recibe los dones venidos de Dios, sólo el hombre tiene sentimientos especiales, recibidos de Dios.
 
Mis hijos, El os dio parte de El mismo, la Vida Eterna.
 
Pero, vos fuisteis contaminados por el pecado, existe en vos la maldad, los Pecados Capitales y vos amasteis el pecado por esto fuisteis contaminados por la desobediencia a Dios, y esto os lleva al merecimiento de pasar por la muerte. Todo pecado es muerte, si vos no estuvieseis contaminados por la muerte, no moriríais, vos no pasaríais por ella, viviríais sin esta condenación que es pasar por la muerte para después entrar nuevamente en la Eternidad.
 
Jesucristo pasó por la muerte en Su naturaleza humana, porque asumió sobre sí vuestros pecados para que vos recibierais la Salvación. En la naturaleza Divina El nunca murió porque es Dios, Dios no muere, El es Eterno. Sólo Jesucristo tiene dos naturalezas, la Divina y la Humana.
 
Seáis puros y santos como El, seáis fieles, dense unos por los otros. Ayúdense unos a otros, seáis unidos, no debéis cometer la traición, ni a Dios ni a vuestros hermanos. Permaneced unidos a El por la fidelidad, el amor, el respeto, la obediencia a todo lo que El os habla, convertíos. Cuidado con el peligro de la muerte súbita, nadie sabe cuándo ella llega.
 
Convertíos, la guerra está a las puertas, no hay más medios para impedirla porque la Palabra de Dios no se apaga, todo está escrito, con dolores y lágrimas dejareis este mundo y partiréis rumbo al Cielo, rumbo a la Felicidad Eterna. Vamos a rezar juntos para la Salvación de todos.
 
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os alerta hoy sobre el peligro de la exaltación del hombre.
 
Vos sabéis que no debéis nunca querer colocaros en frente de nadie como siendo mejores o mayores, o más merecedores de la Gracia de Dios que de vuestros hermanos. Todos deben luchar para merecer y sólo Dios puede juzgar cuál es el que merece. La exaltación es una gran herida que abrió en el ser humano, porque ella es peligrosa, ella arruina y sólo Dios puede curarla, no existe remedio humando que cure la herida que es el pecado. El pecado es la desobediencia, ella es la ruina, ella causa la muerte. Si no existiese el pecado, nadie moriría. La desobediencia lleva al alma a la separación del Amor de Dios.
 
Entonces, sabéis queridos hijos, que es el propio hombre quien decide sobre su preferencia por el Cielo o por el Infierno. Dios no obliga, la persona tiene que decidir solita. Pero, todos los motivos que llevan al hombre a escoger son dados por Dios, si el hombre no renuncia al pecado él ya sabe, va para el Infierno, si decide que quiere la Salvación, tiene que obedecer los Mandamientos de Dios, no puede idolatrar el pecado, no puede apegarse a él, tiene que renunciar. Es sólo decidir el pedir perdón a Dios y también reparar su error. La muerte llega de repente.
 
Jesucristo ya dejó en el mundo bien claro, que es necesario cuidar del alma para no perderla, quien no la cuide no será salvo.
 
Todo hombre es pecador, sólo Jesucristo quien nunca pecó y Yo también. Por esto debéis todos los días enderezar vuestra vida, tenéis que llevarla delante del Juicio Divino muy en breve, estéis listos, vos no sabéis qué día ni qué hora pero ya estáis sabiendo que será muy en breve. Preparaos.
 
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
 
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
 
Rezad por los ateos y paganos, ayúdenlos con vuestras oraciones en este tiempo en que todo va quedando más difícil, por motivo de amenazas de una terrible guerra, la conversión será más difícil para quien todavía no cree en Dios. Las guerras causan muerte en masa y todavía vendrán las catástrofes, tragedias, epidemias, el hambre y otros sufrimientos.
 
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, permaneced unidos hasta el fin. Todos vos cristianos, aumentéis vuestras oraciones y vuestros esfuerzos. Vos tenéis poco tiempo y la oración es para fortaleceros en esta hora.
 
Cuando vuestro tiempo es dedicado a Dios vos tenéis la comprensión de que El está con vosotros conduciéndoos, vos sabéis que no estáis solitos. Quien no tiene tiempo para Dios, no siente la presencia de El. Es necesario uniros a El porque si no sufriréis mucho, este es el último tiempo antes del Juicio Particular y él ya está bien próximo. Cuando llegue aquel día vos habréis de querer que el tiempo regrese para rezar porque veréis que sólo Dios puede ayudaros. Pero el tiempo no regresa y vos Lo despreciasteis. Vos despreciasteis todo lo que Dios os dio.
 
Vos os juzgasteis más sabios que Dios por lo que debéis aceptar los Avisos y convertiros por amor a El, pero fue solamente El quien os amó y ahora en cualquier momento acontecerá la hora de la Justicia Divina, es hora de saber cuál es vuestra situación delante de Dios, no podréis decir más ninguna palabra en aquel día.
 
¡Pobres hijos, cuánto recibisteis antes y cuánto despreciasteis!
 
Recordéis siempre que debéis apenas aceptar y nunca imponer vuestra voluntad sobre la Voluntad de Dios.
 
Rezad, rezad, rezad, es tiempo de cada hijo apegaros al Santo Rosario y pedir a Dios la Salvación. Quien ama a dios Lo obedece y tiene la Gracia de sentir Su Presencia. El es invisible, pero es la única garantía de que vos no estáis solitos. El está siempre con vosotros.
 
Rezad también ayudando a los Santos Padres los Papas en esta hora tan difícil dentro de la Iglesia también es necesario que todos los cristianos regresen a la Santa Iglesia antes de la purificación.
 
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
 
Brasil, días difíciles están llegando, estéis atentos, vuestras oraciones son medios que Dios os da para comprender lo que debéis hacer en las horas difíciles. No os engañéis con falsas religiones. Rezando tendréis sabiduría para salir de cualquier trampa que surja delante de vos. Estoy con vosotros, aunque no Me podáis ver con vuestros ojos de la carne, porque todavía no ha llegado la hora, pero podéis sentir Mi Presencia a vuestro lado todos los instantes. Nunca os abandonaré, estéis tranquilos. Estéis también prevenidos, aseguraos junto a vos el Santo Rosario, para garantizaros la pérdida del miedo y sentir seguridad para continuar vuestra jornada de oración hasta el fin.
 
Por cuanto solamente a los que Dios llamó a Ayudarme Me pueden ver, pero es con los ojos del espíritu. Luego vendrá el día en que muchos Me verán. Yo Me manifestaré por Voluntad del Padre a todos los que El permita. Verme en el Cielo. Será el día de Mi Triunfo. Si es la Voluntad de El apareceré a todos los brasileños muy breve. Estéis en oración.
 
Todas las naciones, preparaos también, lo mismo acontecerá con todos vosotros.
 
Les he revelado siempre que sois todos iguales para Dios.
 
Yo siempre os protegeré, todos son Mis hijos y Yo os amo con igualdad. Siempre cuidaré de todos Mis hijos.
 
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
 
 
 
María, la Inmaculada Concepción.
 
 
 
20 de octubre de 2013
 
 
Queridos hijos, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo.
 
Unidos a las Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
 
Mis hijos, en este día dedicado a las misiones, Yo quiero felicitar a todos los que comprendieron cuál eran sus misiones y las asumieron con responsabilidad y amor en obediencia a Dios.
 
Es tiempo de cada hombre hacer lo que Dios quiere que sea hecho, cada misión tiene su valor, más todas tienen una misma recompensa, no importan que ellas tengan diferencias.
 
Servir a Dios es tener fe y garantía que recibirá de El la Salvación.
 
Para ser misionero el hombre necesita de la ayuda de Dios, porque primero falta el coraje del hombre para decidir por su misión, es criticado y humillado, muchos fueron mártires por causa de la misión y por eso hoy muchos cristianos tienen poco coraje para asumir sus misiones. Nadie puede imponer una misión a alguien, solamente Dios dice en el corazón de cada cual la misión que ellos tienen.
 
El Padre escoge la misión y da a cada uno. Cada hijo sólo necesita agradecer a El por la misión que recibió.
 
Ahora la misión de la generación final es la más difícil de ser aceptada por muchos, porque no será fácil vencer las persecuciones.
 
Por esto debéis buscar ayuda en Dios, sin la Ayuda de El no conseguiréis vencer las dificultades de este tiempo. Vos veréis que todo lo que os avisé fue con mucho tiempo para buscar la ayuda de Dios. Vos estáis entrando en un tiempo de muchas pruebas, esta es la gran dificultad que ya está comenzando en el mundo entero.
 
El hombre perdió el amor y respeto por Dios y por los hermanos. Nadie tiene tranquilidad. Son tantos los peligros que cada día van surgiendo, todo esto porque el hombre no tiene más preocupación de que es visto por Dios porque no quiere reconocer que El existe y que necesita de El.
 
El hombre, en mayor parte, sólo se interesa por las cosas materiales. Si todos creyeran en Dios, la situación del mundo sería más agradable, está faltando fe, humildad y buena voluntad en hacer la Voluntad de El. ¡Cuántas personas hoy, aun creyendo en Dios, no creen que serán capaces de hacer lo que El quiere que sea hecho por ellas!
 
Procuréis cumplir la misión que Dios os dio, esto sólo os hará bien.
 
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre la fidelidad de vuestros compromiso con Dios, de hacer todo por el bien de unos a otros.
 
Muchos hombres, después de concluir sus estudios, usan la profesión que escogieron para pisar y humillar a las personas. Tantos de ellos tuvieron muchas dificultades para completar sus estudios y no son capaces de ayudar hoy a los que tienen dificultades. La persona formada se engrandece, pisa a los más pobres y no hacen nada por el bien de ellos.
 
Jesucristo os dio ejemplos a través de las parábolas para que vos comprendierais. Vos oísteis hoy la historia del hombre que se volvió un juez vanidoso, injusto, que no cumplía con su deber. Pero, Dios está siempre defendiendo a Sus hijos, Dios es Justo, no consiente las injusticias.
 
Estéis atentos Mis hijos, con vuestra manera de trabajar para ayudar a alguien, Dios ve todo y El no dejará de hacer Justicia, quien fuera deshonesto en la manera de comportarse unos con otros, va a tener que corregirse antes que sea tarde.
 
Dios no deja de cuidar a los hijos que El creó. El escucha los pedidos de todos y sabe cómo ayudaros.
 
La fe en el mundo es tan poca que sólo la Misericordia de Dios puede socorrer a todos Sus hijos de toda la persecución.
 
El es fiel, no deja a nadie al abandono. Es por esto que Jesucristo os pregunta si habrá fe en el mundo cuando El regrese.
 
Mis hijos, creáis en Dios, solamente creyendo iréis en dirección a la Felicidad Eterna. Es necesario cultivar la fe para ella crecer, vos estáis a pocos pasos del gran sufrimiento cuando la persona no tiene fe ni esperanza en Dios, se vuelve un peso muy fuerte, es imposible el hombre, que no las tiene, soportar.
 
Dios hace todo por amor, El os ama con verdaderísimo Amor. El no falla, no engaña, no hace mal a nadie, El no quiere librarse de nadie. El quiere la Salvación de todos, quiere apenas que todos crean en El, en Su Poder. El puede socorrer a todos los hijos, basta que vuestra fe sea fuerte, verdadera. Dios os consuela en vuestras tristezas, os da alegría, os da la Felicidad Eterna, pues El es el Todopoderoso. Escuchéis Mis hijos, los Consejos que os traigo, cambiéis vuestro comportamiento. Escuchéis con fe, vos estáis en tiempo que seréis probados con el fuego y con el agua, tendréis que prepararos ahora porque este es el tiempo.
 
No hubo en el mundo un tiempo de pruebas tan difíciles de vencer como ahora, porque sólo venceréis si tuvierais fe en Dios.
 
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
 
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
 
Rezad por los ateos y paganos, no olvidéis que rezando estáis ayudándolos a despertar y buscar la ayuda de Dios.
 
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, solamente quien se convierta hace parte de esta Iglesia, por eso sólo recibirá la Salvación aquel que se convierte. Esta es la Iglesia que prevalecerá por toda la eternidad. Confiad en el Amor que El tiene por vos.
 
Seáis fieles a Dios, seáis justos todos los días de vuestra vida.
 
Quien os libra del peligro del Infierno es Jesucristo. Mis hijos, debéis hacer de vuestros corazones un templo para El. En breve tendréis señales en el Cielo, que fueron reveladas por los profetas y entonces sabréis que llegó el tiempo en que el Hijo Unigénito de Dios está en la hora de regresar.
 
Dense prisa en vuestra conversión, estéis listos y ayudéis a los Santos Padres los Papas en la batalla contra la apostasía que ya está comenzando dentro de la Santa Iglesia y también en el mundo.
 
El mundo se volvió en un mar de lágrimas con tantos sufrimientos, la causa es solamente una, la falta de amor, de fe y de esperanza en Dios.
 
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
 
Brasileños, no continuéis haciendo tumultos, confiéis que Dios es Justo y va a sorprender a los deshonestos, los injustos, los infieles, no es necesario tumultos, sólo necesitáis rezar con más fe, El vendrá muy en breve a corregir todo error humano.
 
Nadie puede huir de la Justicia Divina, será muy en breve el Juicio Individual, preparaos.
 
Todas las naciones, preparaos para el día de la Justicia Divina. Está bien próximo el día, estéis listos todos vos.
 
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
 
 
María, la Inmaculada Concepción.
 
 
 
19 de octubre de 2013
 
 
En esta linda noche el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente.
 
Es grande Mi alegría en poder todavía revelaros el mensaje del Cielo, para que todos quedéis preparados para el día de la Purificación. Será de repente, a cualquier momento, será el momento que Dios va a sorprender a la humanidad, principalmente a los incrédulos.
 
Mis hijos, estoy feliz en poder estar aquí con vosotros nuevamente, pues ya podría ser imposible este encuentro, si no fuese la Misericordia de Dios, El quiere la Salvación de todos y todavía ahora el número de no creyentes está muy grande.
 
Dios no forza a nadie a convertirse, pero El sabe qué permitirle al mundo para que todos los pueblos se apresuren en echar fuera el orgullo y reconocer que necesitan pedir ayuda a Dios.
 
Nosotros estamos rezando como hoy aquí vos estáis presentes para rezar, pero es necesario más calor en vuestras oraciones para que ellas puedan llegar a todos como llegan los rayos del sol.
 
Mis hijos, ni Yo sé el día en que el mundo va a quedarse paralizado por el Poder de Dios, para solamente meditar sobre el desprecio que tuvo por la vida que recibió de Dios. La vida es sagrada, nadie puede despreciarla y salir victorioso, es necesario que el hombre reconozca que necesita humillarse, pedir perdón a Dios y hacer la reparación de todo lo que hizo errado.
 
Dios va mostrando a cada uno de vos que cualquier cosa está para acontecer en el mundo, que causará un susto muy grande. En aquel día será derrotado el orgullo y el hombre doblará su rodilla y nunca más hará una ofensa a Dios.
 
Convertíos Mis hijos, no os quedéis esperando que acontezca primero para después convertiros.
 
Cuando llegue aquel día, vos que ya estáis cuidando de vuestra conversión, veréis que Dios tuvo compasión de vos y os invito a prepararos para salir airosos, pero los que hasta aquel día permanecieron insistiendo en no acoger las Señales de Dios, estos llorarán lágrimas de sangre y tendrán un arrepentimiento tardío.
 
Mis hijos, preparaos, vos no sabéis cuánto podéis soportar, es mejor asegurarse firme en las Manos de Dios, porque la hora de la Justicia Divina llamar al hombre para rendirle cuenta de sus errores esta próxima, así dice Jesucristo el Salvador del mundo. El prometió que derramaría sobre los convertidos el Espíritu Santo y ya se está acabando el tiempo de espera.
 
Convertíos, convertíos, antes que llegue el día.
 
Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz.
 
Soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados el mundo. Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradecer por el momento de oración y os alerta:
 
“Mis hijos, estéis atentos, veáis cuántas veces Yo quise mostraros el color de vuestras almas, para que vos vieseis que ellas ya están sucias demás, más todavía no juzguéis vuestros pecados. Soy paciente y misericordioso, quiero que cada uno mire para dentro de vuestros corazones, ellos son los espejos donde podréis ver vuestra alma ahora y percibir que descuidasteis de ellas y ellas están sucias. Límpienlas Mis hijos, ya os enseñé cómo cuidar de vuestras almas. No dejéis que cada día la suciedad las impacten y así vos estaréis corriendo el riesgo de que ellas se pudran y sean lanzadas al Infierno. Para limpiarlas comencéis arrepintiéndose de vuestros pecados y Pidiéndome el perdón.
 
No os quedéis juzgándoos mejores ni mayores que nadie, no os coloquéis en los primeros lugares en el camino del Cielo.
 
No os quedéis también desanimados, creyendo que no conseguiréis la Salvación. El tiempo que doy para todos es el mismo. Cuando todos se esforzaren Yo los ayudaré. No podéis desistir de llegar al Cielo, por más que estuvierais sucios, existe la esperanza. Estoy esperando vuestra decisión. Yo os amo con Amor Eterno.”
 
Queridos hijos, unidos vamos a meditar las Palabras de Dios nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso, que hoy una vez más os invita a ser perseverantes en vuestra lucha contra la pereza de cuidar de vuestras almas.
 
Dios sabe que vos no estáis muy interesados en cuidar de vuestras almas, por esto El va a dar al mundo Señales más fuertes para sentir que ya están próximas las pruebas finales. Quien continúe despreciando las Señales va a perder la Salvación. Estéis atentos.
 
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os revela hoy sobre la responsabilidad que cada cristiano tiene en defender el cristianismo. Muchos mártires os dieron ejemplos con la aceptación del martirio para no traicionar a Jesucristo. Fueron fieles.
 
Hoy vos estáis para pasar estas mismas pruebas. Veréis dentro de poquitito tiempo la traición dentro de la Iglesia. Son muchos los que se hacen cristianos, pero en verdad son instrumentos del mal y entró a la Iglesia con deseo de arruinarla.
 
Pero, Dios conoce Sus ovejas y ellas tendrán la marca con Fuego que descenderá del Cielo. No quedarán confundidas, ellas regresarán para Dios, no se perderán.
 
Infelices son aquellos que se vistieron de corderos, pero son lobos, estos recibirán el castigo del Cielo. Lo que es de Dios no será confundido. Vos seréis engañados, pero Dios os mostrará que no seréis destruidos, los destruidos serán aquellos que quisieron engañaros. Todo saldrá a la luz muy breve. Nadie engaña a Dios y Dios no deja que los hijos de El sean destruidos.
 
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
 
Ahora os pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con Fidelidad a Dios.
 
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
 
Rezad por los ateos y paganos, perseverad en la caridad, no olvidéis de que con oración podéis ayudar en la Salvación de ellos.
 
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, llegó la hora del hombre conocer el valor de la oración. Hasta hoy tenéis dudas terribles, pero ahora, muy breve, veréis que la oración es el mejor remedio que tenéis a vuestro alcance. Ahora Dios va a dejar al mundo entero descubrir el valor de la oración, hasta ahora estuvisteis aprendiendo a rezar con más fe y amor. Ahora veréis que la oración realiza el gran milagro delante de vuestros ojos. Muchos sacerdotes no creen en los milagros y ahora verán delante de sus ojos muchos milagros conseguidos con oración.
 
Ayudéis a los Santos Padres los Papas en este tiempo de apostasía dentro de la Iglesia y en todo lugar.
 
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
 
Brasil, mantenidos despierto, muchas tempestades peligrosas están aproximándose.
 
Todas las naciones, estéis atentas, cambios repentinos en el tiempo, los científicos no sabrán explicar.
 
Es la naturaleza reaccionando en contra de las ofensas del hombre a ella.
 
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
 
 
María, la Inmaculada Concepción.
 
 
Gracias por corresponder al Llamado de Dios.
 
Vos que dedicasteis un poco de vuestro tiempo al servicio de Dios, seréis bien recompensados. Los que hoy todavía se están haciendo los sordos, ciegos, cojos y mudos, estos tendrán gran arrepentimiento. Solamente Dios puede socorrerlos.
 
Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora del gran castigo que se aproxima para el pecado.
 
Un gran castigo se aproxima, cuidéis de vuestras almas.
 
Con todo el cariño y amor de Madre os deseo la Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos.
 
La Paz de Nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros ahora y para siempre. Amén. ¡La Paz!
 
            ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén!
 
Bendito sea Dios, Bendito sea Su Santo Nombre.
 
 
 
Debéis meditar sobre el Santo Evangelio de hoy: Lucas 18: 18 – 12.
 
 
Para los que están presentes:
 
Agradezco vuestra presencia, tendréis pocos encuentros de aquí en adelante, esforzaos en comparecer.
 
Esta es la hora en que todos los que hacen parte de Mi ejército van a recibir las últimas instrucciones para cuando Yo no esté más orientándoos, vos recordareis que ya os dejé preparados para la batalla y vos saldréis victoriosos.
 
Yo os cubriré con Mi Manto.
 
Yo os amo mucho Mis hijos.
 
Vos sentiréis cómo es grande Mi Amor por vos.
 
 
La Madre Celestial, María, la Inmaculada Concepción.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: