Skip to content

Mensaje a Darly Chagas del Brasil “…Dios ve todo y nada quedará sin ser justificado, nadie tiene cómo huir del Mirar de Dios. El dio al mundo un tiempo para reconocimiento de que no puede vivir en el error eternamente. Un día el hombre se va a arrepentir porque desobedeció y abusó de su propia vida y de la vida de sus hermanos. Dios sabe todo y dará a cada persona lo que ella se merece. Un gran castigo caerá sobre el mundo entero muy breve. Dios dio un largo tiempo para el mundo despertar, arrepentirse y pedir perdón a El de los pecados que comete y reparar todas las culpas. Ahora acabó, lo que viene llegando es el tiempo final. O el hombre regresa a Dios o sufrirá amargamente por todo lo mal que hizo…”

11 de noviembre de 2013
 
Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia
 
El Advenimiento del Nuevo Mundo, Palabras de Nuestra Señora
 
El Tiempo de Preparación para la Purificación de la Humanidad
 
15 de septiembre de 2013
 
Queridos hijos, hoy en el día del Señor, con mucho amor y cariño vengo a bendeciros en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo. 
 
Unidos a la Santísima Trinidad, vamos juntos a buscar la verdadera Paz para el mundo.
Mis hijos, Mis pequeñitos hijos, hoy vengo a vuestro encuentro, especialmente trayéndoos a todos los pueblos, el Llamado urgentísimo de Dios.
El quiere que cada país se prepare para lo que viene con el tiempo.
Más hoy hablo especialmente a los padres diciéndoos a todos que sois padres que cuidéis de vuestros hijos que necesitan más ayuda ahora para vencer las tentaciones de las drogas, las bebidas, los juegos, de todos los vícios y tantas cosas tristes que están dominándoos.
Este año es un año de  muchos sufrimientos, especialmente peligro para la juventud, porque ellas se alejaron mucho de Dios y no está sabiendo como regresar, porque está dominada por tantos vícios y mal ejemplo en el mundo.
El mundo los incentiva a vivir en la ilusión y en la desobediencia a Dios.
Pobres hijos, muchos de ellos no consiguen el equilibrio y ya no son capaces de reconocer a sus familiares, están perdidos lejos, muy lejos de sus hogares, viven deambulando en medio de la multitud cayéndose en las calles y enfermos, muy enfermos. Ellos están separados de la realidad, están siempre endrogados, embriagados, no conocen más a persona alguna.
Esto sucede en el mundo entero, hasta a los niñitos son forzados a vender drogas, esta hierva dañina, y se tornan dependientes de ellas porque son los crueles los que esclavizan, primeramente hacen que las usen y luego ser dependientes y consiguen que los niñitos paguen y la vendan para conseguir cada vez más.
Dios ve todo y nada quedará sin ser justificado, nadie tiene cómo huir del Mirar de Dios. El dio al mundo un tiempo para reconocimiento de que no puede vivir en el error eternamente. Un día el hombre se va a arrepentir porque desobedeció y abusó de su propia vida y de la vida de sus hermanos. Dios sabe todo y dará a cada persona lo que ella se merece.
Un gran castigo caerá sobre el mundo entero muy breve.
Dios dio un largo tiempo para el mundo despertar, arrepentirse y pedir perdón a El de los pecados que comete y reparar todas las culpas. Ahora acabó, lo que viene llegando es el tiempo final. O el hombre regresa a Dios o sufrirá amargamente por todo lo mal que hizo.
Mis hijos, si vos deseáis el bien para vuestros hijos, rezad la oración más bella: “El amor verdadero”, aquel amor que cura, no desiste del hijo, amor que trae al hijo de vuelta a la realidad, estos es lo que vosotros hijos viciados necesitan más. Quien ama reza el “Padre Nuestro”, porque Dios es el Creador y todo lo que existe depende de El para continuar existiendo.  Dios va a arrancar la hierva dañina (el pecado) él cada día prolifera más.
El vício es un terrible pecado, el mundo necesita luchar en contra de él, es necesario despertar para la Salvación. Es necesario que todos pidan siempre a Dios que El venga de prisa a socorrer a la última generación que está en el mundo.
¡El mundo está viciado en tantas cosas terribles! El tiempo ahora es demasiado pequeñito. Venid hijos, la hora es ahora, mirad al Cielo y veáis, es para allá que debéis seguir, no para los abismos.
No debéis perder vuestra esperanza en vencer los vícios, esta es la batalla más peligrosa y Dios os está enseñándoos a vencerla. Sólo El puede Salvaros. Aseguraos firmes en vuestras manos el Santo Rosario, en él está la arma más poderosa que existe, creáis y afianzaros en vuestras manos con amor.
Preparaos Mis hijos, a partir de ahora todo quedará más difícil. Aumentéis vuestra fe en cuanto es posible, porque vuestros días serán más dolorosos, el mundo quedará en pésima condición.
Veréis comenzar ahora un gran conflicto, será tan grande como nunca antes vistéis. La humanidad, en mayor parte, no quiso acoger los mensajes descendidos del Cielo y ahora no sabrá cómo soportar las dificultades. Aun sabiendo, los que los escucharon, no mejoraron como hubieran podido mejorar, porque vacilaron mucho. Estos que ecucharon todavía tienen un poco de fuerza, pero no mucha poque están a la espera de ver el primer acontecimiento para modificar sus habitos, sus oraciones no tienen todavía el calor que pudiera tener si tuviesen una fe constante, sin ninguna vacilación.
La hora es ahora, todo comenzará con apariencia de cosa pequeña, pero dentro de poco tiempo el mundo verá que ya no puede hacer nada más para impedir la consecuencia de la falta de respeto por la vida humana.
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva a meditar hoy sobre la Misericordia de Dios. El, cuando vino al mundo, dejó bien claro que no descuida de Sus ovejas. El cuida a cada una de las ovejas que el Padre le confió. El cuida con amor, El quiere salvarlas del peligro del abismo que es el Infierno. Por esto todos vos que sois cristianos, sois las ovejas de El y El quiere llevarlas a todas al encuentro con el Padre muy breve.
Preparaos, es tiempo de regresar al Creador. Vos no debéis olvidar que sois criaturas, necesitáis de la ayuda de El, no tenéis más tiempo para continuar indiferentes y desobedientes como estáis. El peligro es la pérdida del Cielo.
Dios os dio los talentos, ellos son vuestras vidas de las cuales debéis cuidar con amor, para no quedar perdidos y sin rumbo. Cuando El regrese al mundo a preguntaros lo que hicistéis de los talentos que El os dio. Vos debéis cuidar mejor de ellos no pecando, el pecado está cada día dominándoos más.
Dios os habla sobre el valor de vuestras vidas y vos no percibid. La mayoría de las veces vos estáis despreciándolas, estáis cada día pecando más. Es necesario valorar esta vida que tenéis.
Muchas veces vos tenéis fe para pedir la cura de enfermedades, para pedir empleos y tantas otras cosas que necesitáis, pero esto no es lo más importante, momento de la fe. La fe mayor es creer en el Amor de Dios por vos cuando os perdona, es valorar lo que El os enseña. Vos tenéis el deber de obedecer lo que El os ordena, vos no dejastéis todavía el pecado, no tenéis la obediencia.
la fe es para vivir en la paz, fe para no perder la Salvación.
Dios quiere vuestra renuncia al pecado. Dios no ama al pecado.
Nunca el pecado será aceptado por Dios.
Entonces, preparaos, vos sois la familia, sois padres, sabéis luchar por vuestros hijos y vos que sois hijos de vuestros padres, haced lo mismo por ellos. Hoy muchos hijos actúan como si fueran padres de sus propios padres que están dependientes de las drogas, vícios de todas las especies, padres que están muy enfermos también, todos los seres humanos necesitan aprender que el milagro existe pero es necesario hacer renuncias al pecado para tener más fe y luchar por la Gracia de Dios haciendo penitencias, arrepintiéndose de vuestros pecados. Cuanto más limpios estuvieréis vuestros corazones, más la Gracia de Dios entra en ellos.
La Confesión de los pecados con arrepentimiento verdadero es el medio más eficaz para la Gracia de Dios pasar de prisa en este camino limpio y curar vuestras enfermedades, vuestros problemas difíciles.
Esto es lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas, Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
Rezad por los ateos y paganos, seáis fieles en vuestro compromiso con Dios, améis a vuestros hermanos sin imponer lo que ellos tengan que ser, solamente Dios puede imponer condiciones de merecimiento, de ayuda. Ayudéis y seréis recompensados por todo lo que hicieréis unos a otros. Rezad por ellos sin exigir que ellos os recompensen. Dios es el que os va a recompensar por todo el bien que hicieréis por la conversión de ellos.
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, llegó la hora en que la pared será sacudida por la pérdida de fe en muchos, pero no caerá. Dios es el que susenta esta pared que sois vos los seguidores de Mi Divino Hijo Jesucristo.
Esta es una Iglesia cuya pared es humana y cuya cabeza es Jesucristo, El es el Verdadero Hijo de Dios Padre, Yo Soy la Madre de esta Iglesia quiera el hombre creer o no. Nadie puede anular lo que Dios es, El es el Todopoderoso, Creador de todas las cosas. El es Superior, es Aquel que Ordena, El es lo que construye con fundamento eterno. Es lo que El hace que nunca será desecho. El es el Todopoderoso.
Ayudéis a los Santos Padres los Papas en esta hora, un día muy próximo sabréis porqué dos Papas estuvieron juntos en el tiempo final, Dios así lo quiso.
Viene ahí un terrible acontecimiento, preparaos.
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
Brasil, preparaos, os pido a todos que luchéis por un mundo mejor, que no os desaniméis por causa de los acontecimientos, recordéis que Dios os dio mucho y mucho os cobrará en la fe.
Todas las naciones, haced lo mismo, rezad, rezad, rezad.
Viene ahí lo que tanto anuncié al mundo y el mundo no hizo caso, Me acusó de tantas cosas, criticas y más criticas, pero Yo fui enviada por el Todopoderoso, nada Me afecto, porque nadie Me puede impedir el realizar Mi Misión.
Yo Soy la Madre que no descuida de los hijos. Yo amo a Mis hijos.
Dios va hacer al mundo escuchar lo que no quiere escuchar.
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
 
María, la Inmaculada Concepción.
 
 
Debéis medidar en el Santo Evangelio de hoy: Lucas 15: 1 
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: