Skip to content

MENSAJE A DARLY CHAGAS “…MIS HIJOS, LA SANTA PALABRA DE DIOS OS LLEVA A MEDITAR SOBRE EL DESAPEGO DE LAS COSAS DE ESTE MUNDO. DIOS DA A TODOS SUS HIJOS LAS OPORTUNIDADES DE VIVIR CORRECTAMENTE, PERO SON MUCHOS LOS QUE PIENSAN SÓLO EN POSEER COSAS MATERIALES, LLEGAN A SER AMBICIOSOS Y NO DESEAN DESAPEGARSE DE SUS BIENES MATERIALES. NO SE DESAPEGAN DE LAS RIQUEZAS. QUIEN NO CREE EN DIOS, NO TIENE TEMOR DE EL. CUANTO MÁS POSEEN, MÁS QUIEREN POSEER Y NO SON CAPACES DE AYUDAR A NADIE. QUIEN NO SE DESAPEGUE DE LAS COSAS MATERIALES AHORA, EN CUANTO TODAVÍA ES TIEMPO, NO CONSEGUIRÁN DESAPEGARSE EN LA ÚLTIMA HORA Y CAERÁN EN EL DESESPERO…”

8 de octubre de 2013

 
Mensaje de Nuestra Señora – María, Llena de Gracia
 
El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora
 
EL TIEMPO FINAL DE PREPARACIÓN PARA LA PURIFICACIÓN DE LA HUMANIDAD
 
 
19 de agosto de 2013
 
 
En esta linda noche el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente.
 
La Palabra de Dios es liberación, por esto todos los pueblos necesitan escucharla para romper las cadenas que están atándoos al suelo. Estas cadenas son los Pecados Capitales y todos los pecados que existen. Ellas son pesadas y vos no tenéis fuerza para liberaros de ellas solitos, es necesaria la ayuda de Dios.
 
Mis hijos, es grande Mi alegría en poder estar todavía con vosotros para ayudaros en este momento tan doloroso para todos los pueblos. Vos estáis para pasar la parte más difícil, la que vos iréis a pasar por vuestra transformación, vos estáis siendo llamados a una conversión más urgente. Será un gran cambio.
 
Mis hijos, vos debéis aceptar la Voluntad de Dios y no continuar como estáis, en la indiferencia, vos estáis hiriendo el Corazón de Jesucristo. Así vos no estáis cuidando de vuestras almas, debéis cuidar de ellas con más urgencia porque si continuáis como estáis, será más doloroso todavía el día de vos presentaros delante del Juicio Divino.
 
Está aproximándose la hora en que Dios os llamará, convertíos, convertíos, convertíos.
 
Queridos y amados hijos de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que os ilumina conduciéndoos para siempre con Su Luz.
 
Soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.
 
Soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy El os agradece por el momento de oración y os alerta:
 
 “Mis hijos, felices son los que acogen Mi Palabra. Llegó el momento en que la tierra va a temblar y vos no podéis imaginar cómo los que Me desprecian y desprecian Mi Palabra van a sufrir. Ellos no Me atienden cuando Yo los llamo.
 
Todos los que Me desprecian querrán Escucharme y hacer lo que Les hablé hace tanto tiempo, pero no conseguirán arreglar nada en sus vidas. Será de repente.
 
Veis cuánto tiempo os vengo avisando y cuántos de vos habéis despreciado todo lo que Yo os dado.
 
Pocos son los que se humillan y procuran saber qué hacer para limpiar el corazón. Más a estos les vendrán muchas Gracias del Cielo. Yo los protegeré en sus necesidades.
 
Pero a los insensatos, querrán moverse y no lo conseguirán. Habrá una aflicción tan grande porque ellos no creyeron en los Avisos del Cielo.
 
Yo Soy Dios, Soy el que Soy y quien Me desafía ya es derrotado. Yo os enseñé a amar, pero no todos quisieron aprender, la mayor parte sólo Me desprecia, ella prefiere continuar en la idolatría al pecado.
 
Dejo aquí Mi Llamado, todavía estoy dándoos tiempo para enderezar vuestros pasos, acórtenlos y convertíos, convertíos con más urgencia si deseáis la verdadera felicidad. Yo os amo con Amor Eterno.
 
Queridos hijos, unidos vamos a meditar en las palabras de Dios Nuestro Padre Eterno, el Todopoderoso que hoy una vez más os llama a la realidad.
 
Vos debéis vaciaros de las ilusiones y llenaros de la Verdad y Ella está ahí, ahora no serán más sólo cosas invisibles, lo que os vengo revelándoos porque ahora ellas ya sucederán.
 
La Verdad es Dios y El se manifestará con Su Fuerza.
 
El le dará al mundo una gran señal visible, pero que muchos no están listos para comprender, no están listos para soportar el miedo y se desesperarán.
 
Cuando no se ama a Dios no se ama al prójimo, no se ama a sí mismo por esto no comprenderán la Gracia de aquel día.
 
Para los que aman será un día de alegría y felicidad. Para los que no aman será un día de aflicción.
 
Así todos debéis meditar sobre la hora que le será dada al mundo.
 
Mis hijos, vamos a prepararnos para ese día, llevando en serio las palabras del Santo Evangelio de Jesucristo.
 
Mis hijos, la Santa Palabra de Dios os lleva a meditar sobre el desapego de las cosas de este mundo. Dios da a todos Sus hijos las oportunidades de vivir correctamente, pero son muchos los que piensan sólo en poseer cosas materiales, llegan a ser ambiciosos y no desean desapegarse de sus bienes materiales. No se desapegan de las riquezas.
 
Quien no cree en Dios, no tiene temor de El.
 
Cuanto más poseen, más quieren poseer y no son capaces de ayudar a nadie. Quien no se desapegue de las cosas materiales ahora, en cuanto todavía es tiempo, no conseguirán desapegarse en la última hora y caerán en el desespero.
 
Mis hijos, vos estáis a pocos pasos de terribles acontecimientos en el mundo y en vuestra patria ahora, observéis los Consejos de Dios antes de que sea tarde.
 
Es esto lo que vengo a revelaros hoy para vuestra conversión.
 
Este es el momento del hombre rezar más para conseguir desapegarse de las cosas materiales, vos no necesitáis más de ellas, muy pronto pasaréis por la transformación, iréis para la Felicidad Eterna.
 
Vos no sabéis cuándo será, pero debéis cultivar más vuestra fe que tenéis para crecer espiritualmente, así veréis que las cosas materiales no tienen más importancia para vos. El tiempo de ellas está pasando y no volverá más, porque ellas no son eternas.
 
Mis hijos, es necesario tener coraje, vaciaros de este peso, es mejor estar con el corazón ligero, que sentir el peso que os impide volar en dirección al Cielo. Coraje Mis hijos, mientras menor peso mejor para vos.
 
Existe un mundo de felicidad a vuestra espera. Acoged el Llamado de Dios.
 
Rezad, rezad, rezad por los dos Santos Padres los Papas Benedicto XVI y Francisco, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas, por toda la humanidad.
 
Rezad por los ateos y paganos, ayudéis con vuestras oraciones por la conversión de ellos. Un día muy próximo vos veréis como fue bueno para vuestras almas, lo que hicisteis de bien a vuestros hermanos. Dios ve todo. El está viendo vuestro esfuerzo.
 
Rezad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, unión y oración por toda la humanidad, no hay quien no esté necesitando de oración, todos corren peligro como nunca lo corrieron hasta ahora en los años que ya pasaron.
 
Todos son hijos de Dios, si unos no luchan por el bien de otros, no tendrán Paz, es necesario que todos recéis unos por los otros. No será fácil este tiempo que vos tendréis que atravesar de ahora en adelante. El arma que Dios os dio fue el Santo Rosario, todos lo pueden tener.
 
Si hicierais lo que Dios os enseñó y todavía está enseñándoos, venceréis el miedo y soportareis con paciencia todo lo que viene. El quiere salvaros.
 
Yo os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.
 
Brasileños, preparaos, es tiempo de peligro para vuestro País. Vendrán tantas tempestades. Este tiempo es el último que Dios está llamándoos a la conversión. Quien tiene temor de El, atiende Su Llamado y comprende que El quiere ver a todos junto con El en el Cielo. Si vos estuvierais unidos, venceréis todas las dificultades.
 
Rezad con fe, con esperanza y practiquéis la caridad.
 
Todas la naciones haced lo mismo. Confiad en Dios, El está dándoos avisos y más avisos, ahora sólo está faltando los que todavía no quisieron escuchar, resolver y aceptar la Voluntad de Dios.
 
Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,
 
María, la Inmaculada Concepción.
 
_______________________________________________
 
Gracias por responder el Llamado de Dios.
 
Convertíos, convertíos, no dejéis para la última hora, vos no sabéis cuándo ella llega. No fue por falta de avisos que el mundo no mejoró, fue por falta de respeto a Dios, respeto de unos a otros y vosotros mismos.
 
Ahora es tarde para el mundo.
 
Dios dio al mundo mucho amor y el mundo dio a Dios mucho desprecio.
 
Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como Refugio en la hora del castigo que se aproxima para el pecado. Un gran castigo se aproxima, cuidéis de vuestras almas.
 
Con todo el cariño y amor de Madre os deseo la Paz y llevo hasta Dios vuestros pedidos.
 
La Paz de Nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros ahora y siempre. Amén. La Paz.
 
            ¡Paz ! ¡Paz ! ¡Paz ! ¡Amén ! ¡Amén ! ¡Amén!
 
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: