Skip to content

A CONTINUACIÓN COMPARTIMOS CON LOS LECTORES Y SEGUIDORES DEL PORTAL, EL SIGUIENTE DISCERNIMIENTO EN LA PALABRA DEL SEÑOR DADA AL PROFETA MICAÌAS, BUSCANDO DE ESTA FORMA TRAER UNA LUZ DEL ESPÍRITU SANTO, BAJO LA REVELACIÓN PUBLICA DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS, EN MIRAS DE COMPRENDER MEJOR EL FLUJO DEL PROFETISMO ACTUAL SOBRE LA IGLESIA, MÁS AUN CUANDO VAN SURGIENDO DISTINTAS ÓPTICAS PROPIAS DE LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD DE DIOS. LA PRESENTE PUBLICACIÓN NO ES NI PRETENDER SER MAGISTERIO ALGUNO EN LA PALABRA, SOLO ES UN PEQUEÑO APORTE, QUE CON LA AYUDA DEL ESPÍRITU SANTO NOS PUEDA ILUMINAR HACIA UN MEJOR ENTENDIMIENTO

7 de marzo de 2013

 

1 Reyes 22

Micaías advierte a Acab

22 Durante los siguientes dos años hubo paz entre Israel y Siria. Sin embargo, durante el tercer año, el rey Josafat de Judá fue a visitar al rey Acab de Israel.
Acab (Reinado originalmente elegido por Dios, que posteriormente se desvía del Verdadero Culto al Señor; en pos de falsos dioses por la influencia demoníaca su esposa la cananea Jezabel -que hoy encarna la masonería eclesial-, quien liderada fallidamente  una guerra contra el Profeta Elías – Verdadera Iglesia- en el Monto Carmelo -Signo de la Virgen María-) les preguntó a sus oficiales: «¿Se acuerdan ustedes que el rey de Siria nos quitó Ramot de Galaad? ¡Y no hemos hecho nada para recuperarla!» Así que Acab le pidió al rey Josafat (Resto Fiel en la Tradición Eucarística y Mariana):
—¿Nos ayudarás a luchar contra el ejército de Siria en Ramot de Galaad?
Josafat le contestó:
—Por supuesto que te ayudaré. Mis soldados y mis caballos están tan dispuestos como los tuyos. Pero primero(característica del corazón de los verdaderos fieles y devotos del Señor) consultemos al SEÑOR para ver lo que él dice.
Así que Acab llamó una reunión de los profetas (sobre estos ejercía influencia Jezabel -cuna del falso profetismo-). Había como cuatrocientos profetas y Acab les preguntó:
—¿Debo ir a la guerra contra el ejército de Siria y atacar a Ramot de Galaad o esperar hasta otro momento?
Los profetas contestaron (no tesé que todos concordaban en la misma respuesta):
—Ve a luchar ahora, porque el Señor te va a entregar la ciudad.
Pero Josafat les dijo:
—¿Hay otros profetas del SEÑOR por acá? Si hay, deberíamos preguntarles.(principio recurrente de seguridad por quienes se guían por el Don del Discernimiento de espíritus) 
El rey Acab contestó:
—Hay otro profeta, Micaías hijo de Imlá, pero lo detesto porque cuando él habla de parte del SEÑOR nunca me dice nada agradable. Siempre dice lo que no me gusta. (Signo del Verdadero Profetismo; que más allá de declarar lo que los hombres desean oír y seguir, revela por el contrario la Divina Voluntad, concuerde esta o no con la voluntad humana -dictámenes y vaticinios venidos de la propia razón del hombre-)
Josafat le dijo:
—El rey no debería hablar así.(Un autentico Don de Discernimiento no se calla o guarda silencio ante el error, lo corrige y/o lo denuncia)
Así que el rey Acab le dijo a uno de sus oficiales que fueran rápido a buscar a Micaías hijo de Imlá. (El Don o Apostolado del Discernimiento Espiritual como fruto de Dios provoca un verdadero rol de liderazgo, indispensable para guiar en estos tiempos a la Iglesia)
10 Los dos reyes estaba sentados cada uno en su trono y vestidos con sus trajes reales. Estaban en los tribunales cerca de la puerta de Samaria y todos los profetas estaban de pie delante de ellos (Reyes y profetas reunidos). Mientras profetizaban, 11 Sedequías hijo de Quenaná, uno de los profetas (del grupo de Jezabel), hizo unos cuernos de hierro (estratégicas y recursos humanos para fundamentar sus vaticinios; habilidades y destrezas humanas en el manejo del discurso disuasivo). Entonces él le dijo a Acab:
—El SEÑOR dice: “Tú usarás estos cuernos para luchar en contra del ejército de Siria, lo derrotarás y destruirás”.
12 Los demás profetas estuvieron de acuerdo con Sedequías (la mayoría de los profetas dicen -se han pronunciado- y concuerdan en lo mismo), diciendo:
—Que marche ya tu ejército a luchar contra el ejército de Siria en Ramot de Galaad. Los vencerás porque el SEÑOR te dará la victoria.
13 Entretanto, un oficial fue a buscar a Micaías (Profetismo autentico y disidente que va en contra-vía de lo que declara la mayoría -signo de que la Iglesia es teocrática más no democrática-) y le dijo:
—Todos los profetas sin excepción (signo de contradicción que a la vez es señal del misterioso obrar y dejar hacer de Dios)  están diciendo que el rey va a tener éxito. Así que te conviene acomodar tu mensaje al de ellos.(La persecución y presión que ejerce una mayoría sobre la minoría que disiente o no se alinea, por estar impulsada por el designio Divino)
14 Pero Micaías contestó:
—Nada de eso. Te aseguro -juro- por el poder del SEÑOR que yo le diré al rey lo que el SEÑOR me diga.(Los trazos y planes del Altísimo en pleno movimiento, que no se detienen a granjearse primeramente la aceptación o beneplácito de los hombres, sino que estos avanzan muy a pesar de ello)
15 Entonces Micaías se presentó ante el rey Acab. El rey le dijo:
—Micaías, ¿debemos el rey Josafat y yo juntar fuerzas para luchar contra el ejército de Siria en Ramot de Galaad o debemos esperar otro momento?
Micaías le contestó:
—¡Ataca ahora, porque el SEÑOR te permitirá vencerlos! (Acción provocadora y estratégica de Dios que busca golpear el corazón del hombre)
16 Pero Acab dijo:
—¿Cuántas veces tengo que decirte que estás bajo juramento y que digas sólo lo que el SEÑOR te dice? (Dios desafía y propicia un escenario provocador del celo humano, y esto como parte de sus misteriosos planes)
17 Así que Micaías contestó: (lo anterior deja la mesa puesta para servir la Verdad de Dios, y por lo general bajo escenarios misterios y desconocidos por el hombre, pero bien conocidos por él -San Pablo-)
—Esto es lo que va a suceder: el ejército de Israel será dispersado por las colinas como ovejas sin pastor. El SEÑOR dice: “Estos no tienen líderes, que se devuelvan a casa y no hagan la guerra”. (La Verdad como Signo de Caída  Levantamiento y Contradicción mismas, como le profetizara Simeón en el Templo al momento de la Presentación a la Santísima Virgen en relación a la profecía viva y encarnada en la persona del Señor Jesús)
18 Entonces Acab le dijo a Josafat:
—¿Ves? ¿No es como te dije? Este profeta no me dice nada bueno, sino que siempre me dice lo que no quiero escuchar.(Dios no rebaja su verdad para dar la razón a los interés humanos y ofuscados de los hombres, su verdad permanece firme y como signo indubitable de ello, sera su inexorable cumplimiento)
 
19 Pero Micaías siguió hablando de parte de Dios y le dijo:
 
(A continuación, Dios SORPRENDE al mundo, la iglesia y al hombre que hace vida en ella. Su Misterio que se revela; retiñe los oídos de unos pero es bálsamo para los oídos de otros. Como dijera San Pablo a los Corintios -Oh insondable sabiduría de Dios-)
 
—Escucha este mensaje que el SEÑOR tiene para ti: Vi al SEÑOR sentado en su trono en el cielo. Todo el ejército del cielo estaba presente con él a su derecha y a su izquierda. 20 El SEÑOR les dijo: “¿Quién engañará a Acab para que ataque a Ramot de Galaad y muera ahí?” Los ángeles no estaban de acuerdo en cuanto a qué hacer. 21 Entonces salió un espíritu (no un Ángel)  y se puso delante del SEÑOR y le dijo: “¡Yo lo engañaré!” El SEÑOR contestó: “¿Cómo engañarás al rey Acab?” 22 El espíritu dijo: “Confundiré a todos los profetas de Acab. Les diré mentiras a los profetas para que engañen al rey Acab. Sus profecías serán mentiras”. Así que el Señor dijo: “¡De acuerdo! Ve y hazlo, que tendrás éxito en engañar al rey Acab”.(Dios mismo mueve su cetro y voluntad hacia esta misteriosa incursión. Toda vez, que es Dios también obrando permitidamente sobre estos profetas, aunque de forma oculta y desconocida para el hombre e incluso para la iglesia misma, pero estratégica a la vez, que concluirá al final con la muerte del rey Acab, que como dijéramos, desvió al pueblo del Verdadero Culto a Dios. Por otro lado, también pone de manifiesto que todas las fuerzas y potencias del Universo, sean estas visibles o invisibles,  de orden natural o preternatural, sirven al Señor Dios  y obedecen sus dictamines, por muy contradictorios que estos pudieran resultar a la limitada lógica del hombre -a la cual Dios no debe rendir cuenta alguna-, pero con resultados finales o frutos espirituales, que otorgarían a la Iglesia un Verdadero y Gran triunfo sobre las fuerzas del infierno y sus secuaces, según como bien fuera profetizado por nuestra Madre en Fatima al asegurar que -Al Final su Inmaculado Corazón Triunfaría-, y esto no sin el inevitable cumplimiento profético de la Consagración de Rusia, que traería al mundo y a la iglesia un nuevo tiempo de verdadera paz) 
23 Micaías dijo:
—Efectivamente es lo que ha ocurrido. El SEÑOR ha inspirado a todos tus profetas para que te engañen. El SEÑOR decidió que todo te saldrá mal. (Contraposición de los dos flujos proféticos,  ambos a ritmos de manera perfecta y calculada, aunque realmente misteriosa, donde cada uno en su misión y desempeño, van dando pie y realización plena al designio secreto de Dios, que siempre tendrá el punto final de la historia, donde la docilidad y la humildad hacen su contrapeso)   
24 Entonces el profeta Sedequías hijo de Quenaná se acercó a Micaías y le dio una bofetada. Sedequías le dijo:
—¿De veras crees que el Espíritu del SEÑOR me ha dejado y ahora habla por ti? (Dios atiza el conflicto o choque de las fuerzas espirituales, que van originando a su vez, los escenarios que la Mente Divina en su Inmarcesible Sabiduría, se labra para alcanzar sus más grandes laurees de victoria) 
25 Micaías contestó:
—Mira, pronto verás el día en que tratarás de escapar yendo de cuarto en cuarto.
26 Entonces el rey Acab le ordenó a uno de sus oficiales que arrestara a Micaías. El rey Acab le dijo:
—Agárrenlo y llévenselo a Amón, el gobernador de la ciudad, y al príncipe Joás. 27 Diles que el rey ordena que lo pongan en prisión y que sólo le den un poco de pan y agua. Manténganlo ahí hasta que yo vuelva de la batalla. (La censura y la condena como signo de la persecución propia de los verdaderos profetas)
28 Micaías dijo en voz alta:
—¡Escúchenme todos! Si el rey Acab regresa sano y salvo de esta batalla, el SEÑOR no ha hablado por mí. (Resolución Final, que comprueba el Verdadero y Autentico Profetismo o Profetismo Triunfante, es decir, como inmejorablemente lo ha declarado Nuestro Señor Jesús – Por sus Frutos los Conoceréis-) 
29 Entonces el rey Acab y el rey Josafat fueron a pelear en contra del ejército de Siria en Ramot de Galaad. 30 Acab le dijo a Josafat:
—Preparémonos para la batalla. Me disfrazaré para ocultar que soy el rey. Pero tú vístete con las vestimentas reales.
Así que el rey de Israel empezó la batalla vestido como cualquiera que no es rey.(El falso profetismo, aun obrando de manera misteriosa y permitida por Dios, como saulo de tarso que daba coces duros contra el aguijón y esto antes de su conversión, traza sus planes y maquina sus propias estrategias, pero si darse cuenta que aun ello,  es plan de Dios también)
31 El rey de Siria tenía treinta y dos comandantes de carros de combate y les dijo que nadie tenía tanta importancia para él como el rey de Israel. Por eso les ordenó buscar al rey de Israel y matarlo sin preocuparse por el resto del enemigo.(¿El que hizo el ojo no vera, el que hizo el oído no oirá?) 32 Así que durante la batalla, los comandantes de carruaje se fijaron en el rey Josafat pensando que él era el rey de Israel. Cambiaron el rumbo para atacarlo cuando Josafat comenzó a gritar.(Dios desvía y confunde los planes, aliniandolo todo según su inevitable designio)  33 Al ver que no era el rey Acab, dejaron de perseguirlo. 34 Sin embargo, un soldado tiró una flecha al aire, sin apuntar a nada en particular, la flecha entró por un pequeño espacio (Por muy elaborados y confeccionados que hallan sido los planes de los enemigos de la Iglesia, Dios siempre encontrara y se abrirá campo para dar cumplimiento a lo que fielmente a profetizado a su pueblo, y esto como un signo final para evidenciar por quien o quienes el realmente hablaba, por voluntad directa)   entre la malla y la armadura de Acab, rey de Israel. Entonces Acab le dijo al conductor del carro: «¡Me hirió una flecha! Sal del área y retirémonos de la batalla».
35 Los ejércitos continuaron en batalla aquel día, y el rey Acab se quedó de pie en su carro frente al ejército de Siria. La sangre de la herida corría por el piso del carro y por la tarde, el rey murió (El Gran Triunfo y Reinado de los Corazones Unidos de Jesús y María) 36 Cuando se ponía el sol, gritaron en el campamento: «¡Vuelva cada uno a su ciudad y a su propia tierra!» 37 Así murió el rey Acab. Unos hombres llevaron su cuerpo a Samaria y ahí lo sepultaron. 38 Los hombres limpiaron el carruaje de Acab en el estanque que está en Samaria, y los perros lamieron la sangre del rey Acab. También las prostitutas usaron el agua para lavarse. Todo ocurrió tal como el SEÑOR había dicho.
Anuncios
One Comment leave one →
  1. sarita permalink
    8 de marzo de 2013 3:05 PM

    El Senor que es todo Espiritu y verdad, escribe derecho en renglones torcidos. Y su Palabra deja en el corazon del Hombre el cual habriendo el corazon a la infucion del Espiritu, podra dicernir la realidad y verdad de la misma. Que el Triunfo de los corazones de Jesus y de Maria en el final de estos tiempos sera el Sello de la verdad que viene del Padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: