Skip to content

MENSAJES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN A SU HIJO GUSTAVO “…EL DÍA 30 DE NOVIEMBRE EL CIELO DARÁ LAS DIRECTRICES PARA LOS CENÁCULOS QUE MARCARÁN UNA NUEVA ETAPA BAJO EL AMPARO DE LOS SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y DE MARÍA…”

21 de noviembre de 2012
Mensaje de Nuestra Señora, la Santa Madre de Dios a Gustavo (Relacionado con la unión de los cenáculos para el 30 de noviembre de 2012)
 
Martes, 13 de noviembre de 2012 a las 12:13 horas.
 
Buenos Aires – Argentina
 
“Hijos míos, deseo que respondan a mis pedido, vengan a mi Santuario que con la Santísima Trinidad los esperamos para bendecirlos y aliviarlos de la carga pesada. En ese día recibirán las directrices para los cenáculos, directrices que marcarán y señalarán una nueva etapa bajo el amparo de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, un nuevo tiempo donde todos mis cenáculos deberán hablar el mismo idioma, el de Dios. Por infinita misericordia de Dios Padre, en ese día, por medio de sus almas consagradas, los sacerdotes, las sanaciones del cuerpo y del alma serán posibles, el que venga con enfermedades serán sanados. Mi amado esposo, San José, ha solicitado a la Santa Trinidad bendecir y sanar a los hijos con el Aceite Bendito de San José, aliviar todos aquellos dolores de la guerra con los hijos de la noche. Allí, se los renovarán para comenzar una nueva batalla con armaduras resistentes y brillantes para vencer a las tinieblas. Recuerden amados niños, en el día previsto por el Dios Omnipotente para unión de los suyos, se dará un orden establecido para los cenáculos. Una vez que lo hayan recibido, invitarán a formar otros cenáculos, otras asambleas, otros santuarios con la misma matriz de las directrices. Estoy de pie sobre mi Santuario en Schonstatt enviando a mis Ángeles Custodios y Guardianes, y a mis hijos y hermanos, los Santos, para que llamen al rebaño remanente a responder el pedido celestial. Las fuerzas infernales perciben una alteración espiritual que los incomoda, pero no llegan a ver que está sucediendo, Dios con su infinito Poder los enceguece en su mismo orgullo, del cual se alimentan. Buscan y no encuentran. Pero a pesar de la intervención divina para que el triunfo de los Sagrados Corazones sea inevitable, les ruego amados niños, a que se unan en oración con vuestra Madre, porque sola no puedo, pero si con la ayuda de mis pequeños. Sus oraciones son muy importantes, tan importantes que los enemigos huyen frente a quien ora con fe y confianza. El Santo Rosario es la clave de la derrota de satanás y sus huestes, pero también es la clave para cumplir los designios con rectitud de la Divina Voluntad. Tómenlo en sus manos y oren sin temor, que no pase el día y llegue la noche sin haberlo rezado es peligroso estar indefenso o bajar la guardia, porque no saben a que hora atacará el enemigo. Los cenáculos que no puedan asistir por lejanía u otro motivo, sean de esta nación o del mundo, tomarán como modelo el Cronograma de Actividades dictado por el Santo Espíritu a mi hijo y pequeño Antonio, realizarán la misma jornada de oración, Santa Misa y meditación acorde a lo escrito. Llamen a sus sacerdotes, hablen del llamado celestial y que quien cumpla la solicitud con total entrega y confianza en que el mensaje es verdadero, Mi Hijo amado saldrá a la defensa en el Día del Juicio. Soy una Madre obediente al pedido del Cielo y como tal, mis hijos predilectos, deben saber que soy dócil y respetuosa de las almas consagradas, así estén equivocados en las decisiones que elijan, pero también debo alertarlos que el Sumo Sacerdote, Jesús de Nazareth, será severo con ustedes mis amados niños. El Cielo necesita de la respuesta de sus sacerdotes, que cuiden y velen por la Iglesia. El dolor traspasa mi Corazón al ver la dureza de sus corazones, no desean escucharme, cuando el día de la Misericordia se acabe, Mi Hijo será puesto como el Justo Juez y no tendrá misericordia con las almas tibias, decídanse amados almas antes que sea tarde. Lean las Sagradas Escrituras para entender y encontrar la veracidad de este mensaje, busquen Gálatas 3, 1-12. Entenderán quien les habla es vuestra Mamá Celestial a quien tanto rechazan. Rechazar a María, es rechazar al Señor, con lágrimas en los ojos les hablo para que despierten y abran sus ojos y retomen el camino olvidado. Sigo esperando como una madre en la puerta de su casa, esperando el regreso de su dulce esposo y amados niños. Vuestra Madre, María Eterna.”

 

LA SANTA MADRE EXPLICA PORQUE ELIGE EL SANTUARIO DE SCHOENSTATT DE FLORENCIO VARELA PARA LA UNIÓN DE LOS CENÁCULOS
 
Sábado, 10 de noviembre de 2012 a las 20:20 horas.
Buenos Aires – Argentina
 
“Hijos míos, deben saber que el lugar elegido por Mi, para la unión de los cenáculos es Tierra Santa, donde la gloria de Dios fluye en el aire, cada hijo e hija mía que recorre todos los Santuarios de Nuestra Señora de Schoenstatt, siente en su alma una fuerza que da paz pero a la vez alegría que colma el alma, esto sucede porque la presencia de la Santísima Trinidad hace su presencia en todos los santuarios dedicado a Mi, vuestra Mamá Celestial, pero en realidad cuando mis hijos me honran con tan hermoso regalo de amor, presento vuestras ofrendas a la Santísima Trinidad Un Solo Dios, honrándolos a Ellos y también a ustedes.Todo santuario en honor mío, no solo este, honra y alaba al Dios Verdadero.Porque para eso vengo al mundo, no para que me adoren sino para hacerles conocer al Dios de la Vida a quien deben adorar y venerar por siempre. Dios, en su infinito amor, permite a esta Sierva que lo honre con todos los atributos y presentes recibidos de mis hijos, transformándome en la Mensajera de mis amados niños. Dios Padre junto con Dios Hijo, saben de la promesa que dieron a su hijo amado, el Padre Kentenich; desde esta tierra, Argentina, en este Santuario de Florencio Varela, solo en este sitio, se dio la promesa que se tomaran grandes decisiones para gobernar al mundo en la Nueva Tierra. Desde aquí se tomarán grandes y enormes resultados a la hora de enfrentar al enemigo, el príncipe de las tinieblas, desde aquí, acorde a las enseñanzas dictadas en meditación a mi hijo predilecto durante su vida terrena, todo por inspiración Divina, serán para marcar un orden y un camino a las gracias y dones recibidos por mis hijos amados. Un orden y cuidado a cada talento recibido. Orden y amor a la vez, con sonrisa y rectitud, silencio y meditación. Todo el predio de mi Santuario, todo es presencia Viva de Dios, el Poder que proviene de lo Alto hacen de esta tierra el Cielo en miniatura, cada lado perimetral conforman un triángulo, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La presencia Divina hace que nada malo pueda entrar, los demonios huyen ante tanto Poder, tanta luz, pero las paredes perimetrales y espirituales del santuario son fortalecidas por las oraciones de mis hijas y hermanas, mis pequeñas niñas, las adoratrices de mi Hijo Eucarístico, oraciones de las pequeñas niñas que llegan directamente a la Presencia de la Santa Trinidad, derramando por tan maravilloso canal, que es la oración, gracias como cascadas no solo para mis niñas consagradas sino para todas aquellas almas por las cuales oran sin descanso. Aquí, espero a mis cenáculos, quizás muchos se pregunten por qué este lugar, porque Dios cumple sus promesas, desde aquí se marcará la línea que muestra la derrota definitiva de las tinieblas. Desde mi Santuario espero a mis hijos para unirse en un solo cenáculo, ya unidos todos, hacen un solo rebaño, cenáculo que se mueve por si solo va directo a desaparecer, pero cenáculo que se sostiene y sujeto en hermandad con otro cenáculo subsistirá a la tempestad, porque cuando las varas se unen por más finas que sean poseen menos posibilidad de romperse. Con los brazos abiertos espero a mis niños para darles los cuidados que deben poseer, los errores que deben borrar y los pulidos que deben tener en cuenta para brillar con mayor fuerza en la Gracia de Dios. Cuando mis niños se comunican y se conocen se convierten en el Cuerpo Místico de Mi Jesús, cuando dialogan en total armonía compartiendo cuanto han aprendido y con un corazón dispuesto a seguir creciendo en Sabiduría, entonces vuestras almas se hacen fuertes como un roble. Aquí será el cuartel general de mis mensajeros cuando llegue la hora de la gran batalla y desde aquí surgirá mi niño que junto a mí, guiará a mi rebaño al triunfo en Jesucristo, el Señor. Para que entiendan mis amados pequeñuelos, todos los lugares donde hago mi presencia es una porción de tierra santa, porque cada lugar que visito es santificado con mi figura, ya que en mi Corazón Maternal vive y habita la Santísima Trinidad. Soy una Sierva entregada a su Amo para obedecer todo lo que el mandare, pero para que no haya confusión y duda, Mi Santuario en Florencio Varela es la base y orden de todos los santuarios donde hago mi presencia o me honran, es la base y centro cómo mis niños deben trabajar para lo que fueron llamados dentro del Plan Divino, es decir, allí es un gran lago de agua cristalina, del cual surgen canales que se comunican con mis santuarios, mis cenáculos. Desde aquí dictaré como deben comportarse, vuestros modales y actitudes hacia Dios, como deben fortalecerse para repeler los ataques del enemigo, el orden interno que debe haber en mis cenáculos, el respeto y alegría que debe reinar en mis santuarios. En todo ejército hay disciplina y orden, pero en mi ejército reinan la disciplina y el orden del amor de Dios. Cada uno es importante para conformar la Nueva Jerusalén. Cada cenáculo es un santuario, debe ser refugio y hogar para las ovejas que buscan agua que calme la sed del fuego abrazador del desierto. Mi pedido debe ser cumplido con total obediencia y prontitud. Cuando llegue la hora en que la Santa Iglesia sea sitiada y su aparente desaparición pareciera inminente, mis cenáculos conformados con mis hijos amados de los Sagrados Corazones de Jesús y María, serán los que cuidarán el ultimo bastión de la Iglesia de Mi Hijo Amado, sus preceptos y doctrinas, su Santa Escritura y todo lo bueno que hay en ella. Cuidarán y recibirán a las almas llamadas a la salvación eterna, pero también darán refugio a los sacerdotes fieles a Jesucristo, el Sumo Sacerdote; sacerdotes valientes que serán perseguidos, pero la mano protectora del Padre Eterno los resguardará para que escuden y guíen al rebaño fiel del Señor y de la Señora. Amados niños, nuevamente los insto a la pronta unión, el tiempo de los acontecimientos es un hecho, no cierren sus corazones, vengan al llamado de la Madre Celestial, sean valientes y confiados en el Señor, quien venció a la muerte. Espero vuestra pronta respuesta, María, vuestra Madre.”
 
LA SANTA MADRE PIDE MESURA AL VESTIR PARA LOS HOMBRES Y MUJERES QUE CONCURRAN AL SANTUARIO DE SCHOENSTATT Y EN AQUELLOS LUGARES EN QUE SE CONGREGUEN AL PEDIDO DE LA REINA CELESTIAL. PIDE ADEMÁS UN ALIMENTO, SEGÚN LA POSIBILIDAD DE SUS HIJOS, EN GRATITUD A LAS HERMANAS QUE ABRIERON Y ACONDICIONARON EL SANTUARIO.

Lunes, 19 de noviembre de 2012 a las 01:13 horas.
Buenos Aires – Argentina

“Hijo mío, pido a mis niñas y niños amados cuando concurran a mi Santuario de Schoenstatt que lo hagan vestidos de manera decente y adecuada a la ocasión. Que mis pequeñas niñas no vistan provocativamente sino como toda una dama, cubrirán sus cabezas con una mantilla, no importa el color, y taparán la parte superior del dorso, los hombros y la fracción dorsal restante. Además, pido que vuestros vestidos y pantalones no sean escandalosos y sino recatados. Del mismo modo pido a los hombres, irán con pantalones largos y no cortos ni tampoco el dorso descubierto, vestirán indumentarias con respeto a quien visitarán. No pido que ingresen a mi Santuario, desde el momento que cruzan la puerta, cubriendo sus cabezas, sino pido por lo menos, que cumplan este mínimo requisito cuando accedan a la Casa del Padre, porque donde los espero es en la Casa y Templo dedicado al Padre Eterno. Ante Él, toda rodilla se dobla y toda cabeza se inclina. Es el Dios de Dios, el Padre Celestial a quien visitarán y no cualquier rey terrenal.¿Si hacen reverencias y se visten con grandes atuendos costosos y de gala para rendir honores a los reyes del mundo, a caso es tan difícil cumplir este simple pedido?. Amados míos, solo pido mesura en el vestir, miren a su Madre, en ningún momento me verán mostrando mi cuerpo, sino cubierto y reservado para mi Señor, como una novia que se reserva para ser descubierta por su novio en la noche nupcial. No pido mucho, solo unos pequeños detalles. Pido a mis amadas almas, que en el día de Gloria del Señor, sí mis amadas criaturas, porque en ese día el Cielo habrá vencido los planes del enemigo, misterio que ahora no llegan a comprender pero después del día de la unión de los cenáculos lo entenderán, si está dentro de vuestro alcance, llevar un alimento para entregarles a mis niñas, las hermanas del Santuario, en gratitud por haberles abierto y acondicionado mi Casa, ya que son las amas de llave de mi Hogar. Solo les hago una pregunta: ¿Cuándo son invitados a almorzar o cenar por las amistades, concurren con las manos vacías?. No mis niños, siempre llevan algún presente, por más pequeño que sea siempre es bienvenido. Dicho presente, un pequeño alimento no perecedero, entregado con amor a mis niñas, será como si me lo regalaran a mi, vuestra amada Mamá, así como me llaman. Como verán amados míos, desde que solicité una fecha no más allá del mes de noviembre he venido dando mensajes de manera continua, es para ir dando las instrucciones con tiempo y evitar saturarlos de lo que deben tener en cuenta hasta que llegue el día. El día de victoria se aproxima para los hijos de Dios y es por eso, como Madre de Todas las Gracias deseo entregarles las gracias que están preparadas para fortalecer el alma y despejar aquellas telarañas que entorpecen la visión.Así, como doy estas instrucciones para mis hijos que concurran a mi Santuario en Florencio Varela, también las doy para todos aquellos lugares donde se congreguen y deseen acompañarnos en ese día, deseo que también las cumplan como si estuvieran en mi Santuario; teniendo el mismo procedimiento se unirán todos bajo un mismo espíritu, el Espíritu de Dios. Ahora amadas almas y pequeños niños, corran la voz y oren sin cesar, oren el Santo Rosario sin descanso, que vuestros latidos del corazón sean un Rosario en honor a su Madre que vela y los cuida de todo peligro, vivan en estado de gracia, frecuenten a la Santa Misa, reciban el Sacramento de Reconciliación a menudo, escuchen la Sagrada Escritura y ayunen cuando sientan que la carga se hace pesada y el enemigo los acecha, especialmente cuando perciban la tentación de la carne. No importa si la jerarquía de la Iglesia no los escucha ante mi pedido, con mucho dolor debo decir que mi Hijo se encargará de abrir sus ojos, como Madre debo orar e interceder por ellos (obispos y sacerdotes); no desesperen, así fueran pocos los sacerdotes que responden al llamado, esas almas consagradas y ungidas del Señor, en ellos se depositará la confianza de la Iglesia en Jesucristo, el Rey de Reyes. En ellos, la Iglesia en toda su esencia será salvada, por vuestro Sí, la Misericordia Divina se depositará en la Iglesia Remanente y la transformará en una Iglesia Santa, Peregrina y Amorosa para el bien de todas las criaturas de Dios. Gracias hijos míos por haberme respondido, vuestra Madre Celestial, María.”

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 293 seguidores

%d personas les gusta esto: